Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

¿Bailas con los niños? Razones para ponerte a ello

Tres niñas bailando

Una actividad para disfrutar
Los niños disfrutan bailando. Desde pequeños, los niños se sienten atraídos por la música de forma innata y sin que nos demos cuenta muchos descubrimos como comienzan a balancearse rítmicamente al son de las canciones que escuchan. Los niños, desde bebés, experimentan el mundo a través de su cuerpo y el movimiento. La música es una compañera ideal para experimentar sensaciones placenteras y tiene grandes beneficios: desde su contribución a mejorar el estado físico y la motricidad gruesa, tener un mejor estado anímico, aumentar la concentración, la autoestima y el desarrollo del oído musical.

 
Predisposición para sentir el ritmo
Las ventajas físicas y emocionales que aporta el baile se pueden observar desde que son bebés ya que según los últimos estudios realizados, los seres humanos tenemos una predisposición innata a seguir el ritmo de la música. Por esta razón, es bueno fomentar el sentido musical desde el nacimiento.

 
¿Te gustaría saber todas las razones?

  • Una muy buena actividad física. Bailar aumenta la flexibilidad de los músculos mientras se hacen movimientos aeróbicos, muy beneficiosos para el corazón y la circulación de la sangre. Es una actividad muy recomendada para todos aquellos niños que no cumplen la recomendación de los expertos de realizar al menos una hora de actividad física al día.
  • Desarrolla la motricidad gruesa. Son aquellos movimientos generales del cuerpo que ayudan a dar tono a los músculos, mejoran el equilibrio y la coordinación.
  • Nos hace más felices. Bailar aumenta los niveles de serotonina. ¿Quién no se descubre sonriendo cuando baila? Los movimientos rítmicos mejoran nuestro estado de ánimo y nos producen bienestar.
  • Desarrolla la creatividad y la memoria. Bailando se improvisa y solo hay que dejarse llevar, lo que supone un excelente ejercicio creativo. Además, bailando también se imitan pasos, se crean pequeñas coreografías, por lo que se trabaja la memoria.
  • Requiere concentración. Una herramienta clave para el aprendizaje. El baile requiere control, esfuerzo, observación… todas las capacidades que ayudan al desarrollo de un aprendizaje positivo.
  • Un estímulo para el sentido musical. A través de la música el niño adquiere sentido del ritmo, distingue melodías y letras de distintas culturas. Poco a poco, crece su seguridad y su gusto musical.
  • Facilita la socialización y aumenta la autoestima. Bailar es una actividad muy divertida y más cuando se hace en compañía. Bailando se crean vínculos, se coordinan movimientos con otras personas y se comparte un momento placentero con otros. Es una actividad muy beneficiosa sobre todo para los niños más tímidos, ya que les ayuda a desinhibirse y refuerza su autoestima.
Volver

3 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.