Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Bebés de un año de chichón en chichón

Niña jugando con patinete con casco

Golpes en la cabeza: la mayoría sin importancia
Cuando los niños empiezan a andar y durante los siguientes años puede ocurrir que se den a menudo golpes en la cabeza, la mayoría sin importancia. Sus ganas de explorar todo a lo que tienen a su alcance, la poca destreza que tienen al andar y el hecho de que la cabeza es lo que más les pesa, hace que los niños se den a menudo coscorrones, la mayoría leves.

A pesar de lo aparatoso de los golpes en la cabeza, la mayoría de ellos son de carácter leve por dos razones fundamentales: primero, la altura desde la que caen no suele ser muy alta y además, como aún no tienen las fontanelas abiertas, los huesos del cráneo poseen cierta movilidad, lo que disminuye la posibilidad de sufrir una fractura.

 
Qué hacer cuando se produce el golpe
Cuando el niño se ha dado un golpe en la cabeza, sobre todo si este ha sido un poco fuerte, conviene vigilarle de cerca, al menos durante las primeras 24 horas siguientes, sin interrumpir su actividad normal. Es posible que ante el coscorrón el niño se asuste y llore, pero si se calma enseguida, mantiene el equilibrio con normalidad y al rato sigue mostrándose activo, no debes preocuparte. Puedes aplicarle en la zona una crema antiinflamatoria, un poco de aceite de oliva o aplicar localmente hielo envuelto en un paño durante unos minutos, dejarle descansar y volver aplicarle hielo. De esta forma, le aliviará el dolor y le bajará la inflamación.

 
Cuando el golpe ha sido fuerte
Por el contrario, si consideramos que el golpe ha sido importante, debemos observar más estrechamente al niño y acudir a urgencias en el caso de que experimente alguno de estos síntomas:

  • Ha perdido el conocimiento.
  • Llanto fuerte durante más de un cuarto de hora.
  • Vomita
  • Se muestra apagado, torpe. Se marea o está confuso.
  • Notas que no ve correctamente o se le amorata la zona de los ojos.
  • Se muestra somnoliento.

Entonces habrá que acudir a un centro de urgencias para que lo valoren. Recuerda que es importante que no se duerma en el camino y no le ofrezcas comida ni bebida. El médico valorará si tiene una hemorragia interna o un traumatismo (cuadros que pueden resultar de cierta gravedad, pero que suelen tener buen pronóstico cuando se trata de niños pequeños).

En el caso de que se haya hecho una herida debido al golpe, en urgencias la evaluarán y la suturarán. Si no sangra, pero ha sufrido un hematoma (el típico chichón) el pediatra le puede recetar paracetamol o ibuprofeno para el dolor.

 
Lo mejor: una buena prevención
Adaptar la casa a las necesidades de los niños es la mejor forma de prevenir que los niños se den golpes fuertes. Se pueden cubrir las esquinas de ciertos muebles que se vean peligrosas, poner cierres de seguridad en puertas y ventanas… Además, hay que estar atento a que el calzado que lleve el niño sea de su número, ponerle calcetines antideslizantes cuando estén en casa y evitar que usen vehículos infantiles en suelos irregulares.

 
Niños que se golpean
Observa que hay bebés que se dan cabezazos adrede cuando se enfadan. Normalmente son comportamientos que responden a niños nerviosos, de temperamento fuerte y con genio. Si tu hijo es uno de ellos, sé firme y dile claramente “eso no”. Ofrécele un cojín para que se desahogue o incítale a realizar alguna actividad física, como correr, para que se desfogue. Es una forma de que aprenda a tranquilizarse sin hacerse daño.

Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.