Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Bebés: programados para captar tu atención

Papá haciendo gestos frente a su bebé

Una misión, asegurar su supervivencia
Los sentimientos de apego, ternura y protección que despiertan los bebés en los adultos son fruto de la evolución y responden a ciertas características físicas, conductuales y cognitivas. Según las teorías evolucionistas, la misión de estos mecanismos es conseguir que los adultos les cuiden para asegurar su supervivencia. En los primeros años, los bebés necesitan de vosotros, por eso tienen captar vuestra atención a toda costa.

Sus manitas, los gestos que hace, su olor… todo está preparado para que desde que llega al mundo despierte en nosotros un sentimiento de protección y cuidado. Tanto, que somos capaces de mirarlos durante horas y hace que no podamos evitar cogerlos y acariciarlos. El médico y fundador de la Etología, Konrad Lorenz, hablaba de la importancia que tienen las características físicas a la hora de despertar el instinto de protección de los adultos. Además, el encontrar rasgos físicos de los padres o de familiares estimula el deseo de protección: reconocer gestos comunes favorece el vínculo.

Gestos y acciones para captar tu interés
La risa es una potente arma para atraer la atención de los adultos ya que favorece el lazo afectivo. La alegría estimula la liberación de endorfinas, las hormonas que disminuyen el dolor y producen euforia, a quienes la escuchan. Según van pasando los meses, los bebés ya son más activos y pueden “pedir” los brazos o agarrarse con fuerza a la persona que lo lleva, lo que despierta ternura en los mayores y aumenta las ganas de cuidarlos. Alrededor de los dos años, estas acciones se vuelven más puntuales, sobre todo porque la aparición del lenguaje revoluciona todo y el niño comienza a poder pedir las cosas a través de las palabras.

Tus expresiones, su seguridad
Ten en cuenta que para los niños tú eres lo más importante y él está pendiente de ti en todo momento. Tú eres el espejo en el que se mira, así que con tus gestos de cariño y orgullo por sus conquistas le transmites fuerza y le refuerzas positivamente, aumentando su seguridad, lo que es muy importante para su desarrollo.

El lloro: una expresión que nos llena de angustia
Pero también hay otras formas de llamar tu atención que no son tan positivas. El llanto es también una llamada atención. Con los lloros los bebés expresan aquello que no pueden decir con palabras. El hecho de que resulte tan angustioso no es casualidad: la naturaleza lo ha hecho así para que atiendas los sollozos con premura.

Poner límites para acabar con los comportamientos negativos
Luego, cuando crece, el niño capta tu interés pidiéndote ayuda, enfadándose o bien desafiando tu autoridad, sobre todo a partir de los dos años, son las conocidas rabietas. En ese momento, el niño comienza a reconocerse a sí mismo como un ser independiente y ejerce su “yo” a través de la confrontación con los demás. Hasta los 4 o 5 años el niño es un ser egocéntrico, incapaz de ponerse en el lugar del otro. Moldear estos comportamientos es fruto de la paciencia y de ponerle límites para que conozca perfectamente hasta dónde puede llegar.

Dedícales tiempo: ellos lo necesitan
Los niños necesitan que les dediques tiempo para aprender qué está bien y qué no. No prestar excesiva atención a las acciones negativas ayuda a que poco a poco se vayan extinguiendo. Eso no significa que no haya que regañarle cuando haga algo mal, sino que hay que hacerlo de forma justa y sin dramatizar, para que no conecte una mala acción con la atención que le ofrecéis.

Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.