Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Cómo lograr que los niños desayunen bien

Familia preparando un desyuno con fruta cereales y lácteos

Las prisas y la inapetencia que muchos sienten a la hora de levantarse son los enemigos de un buen desayuno. A pesar de que muchas familias, el 80% de las encuestadas en un estudio que ha llevado a cabo el IV Observatorio Nestlé sobre Hábitos Nutricionales y Estilos de Vida de las Familias, consideran que sus hijos desayunan correctamente, la realidad es otra. Según ese mismo estudio solo el 35% de los niños ingiere por la mañana los alimentos necesarios para realizar un desayuno completo.

Pero, ¿en qué consiste el desayuno completo? Los niños deberían incluir en el desayuno fruta fresca, cereales, preferiblemente integrales (pan, galletas…), y lácteos (leche, yogur o queso). Acostumbrarles desde pequeños a desayunar correctamente, aportando estos tres grupos de alimentos e incorporando la fibra (a través de los alimentos integrales) como parte de su dieta es una forma de evitar el sobrepeso. Además, hacer un desayuno completo es clave para cubrir las necesidades nutricionales de los niños, mejorando su rendimiento físico e intelectual. El desayuno debe aportar el 25% de la energía total del día (entre 300 y 400 kcal). Cuando no se desayuna nada o bien se ingiere poco alimento (un lácteo) el niño no tiene suficiente energía para afrontar el día y puede sufrir dolores de cabeza o de estómago, además de sentirse decaído.

 
La Asociación Española de Pediatría da los siguientes consejos para lograr que los niños desayunen correctamente:

  • Dedicarle al desayuno el tiempo suficiente. A pesar de que esta comida es fundamental, casi el 60% de los niños desayuna en menos de diez minutos, cuando lo aconsejable es usar el doble de tiempo. Además, para desayunar con ganas es clave haber dormido lo suficiente. Si os cuesta mucho arrancar por las mañanas una buena idea es preparar la mesa por la noche, una manera de que los niños participen en esta labor y les motive al día siguiente.
  • Dosificar las ingestas. Si el niño se levanta sin ganas, comienza a ofrecerle alimentos poco a poco. Es mejor que coma un poquito de cada grupo de alimentos que no mucho de una sola cosa. Ofrécele al principio fruta, eligiendo aquella que mejor se coma o bien un zumo natural. También puedes incluir la fruta en el yogur o con leche. Si te falta algún alimento, puedes incluírselo en el tentempié de la mañana.
  • El desayuno es un aprendizaje y como tal debemos darle gran importancia y tener un poco de paciencia. Saber cuál es nuestro objetivo e incorporar alimentos y hábitos poco a poco es fundamental para lograr que con el tiempo el niño aprenda a comer de forma saludable.
  • Somos modelos de nuestros hijos. Siempre que se pueda hay que hacer el desayuno con los hijos, sentados alrededor de la mesa y tomando más o menos los mismos alimentos que ellos. Si los niños ven que los padres no desayunan nada o bien se toman un café y se van, les costará más trabajo aceptar que han de desayunar equilibradamente.
Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.