Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Consejos para proteger a tu bebé de los virus

Mamá que enseña a su hija a sonarse la nariz

Mantener a los niños alejados de los virus que causan las enfermedades respiratorias comunes en invierno es una tarea muy complicada. La mayoría de los virus circulan por el aire que respiramos y muchas personas se convierten en fuentes de contagio incluso antes de tener síntomas. Mantener lejos a los niños de personas que tosan o estornuden ni siquiera garantiza que los niños no se pongan malos.

Los pediatras afirman que ni siquiera llevarlos bien abrigados es una medida que permita que los niños se resfríen menos. Sin embargo, si existen unas pocas medidas, que pueden al menos evitar algunos de los gérmenes que los niños se encuentren en su camino.

  • Lavarse las manos. Hacerlo con frecuencia es la norma más simple y efectiva para deshacerse de los gérmenes causantes de resfriados y gripes. Si el niño es aún pequeño, ayúdale a lavarse con jabón y agua templada y siempre después de ir al baño, antes de las comidas y después de venir de la escuela o del parque.

    Además, también es importante que tú o la persona que se ocupe del niño se lave las manos. Sobre todo, antes de preparar la comida, después de cambiar los pañales o tras sonarse la nariz. No es necesario usar jabones antibacterianos, simplemente un jabón de manos normal y el agua es suficiente para eliminar posibles gérmenes.

  • No tocarse los ojos o la nariz. En las manos portamos una gran cantidad de bacterias. Así cuando nos frotamos la nariz o los ojos, estamos poniendo los gérmenes directamente en las mucosas, donde se dirigen rápidamente al torrente sanguíneo. Por esta razón, conviene recordar a los pequeños la importancia que tiene no tocarse o utilizar un clínex cuando tenga que frotarse una de las vías de entrada de los gérmenes.

    También conviene acostumbrarlo desde pequeño a usar clínex al estornudar o toser (también se puede cubrir la boca con el interior del brazo, en lugar de con la mano). Al menos este pequeño gesto hará que los virus no se propaguen con tanta facilidad. Ármate de paciencia, pues tendrás que recordarle bastantes veces que lo haga hasta que logre acostumbrarse.

  • Enséñale a sonarse la nariz. Aunque requiere algo de práctica, una vez que consiguen entender que deben expulsar aire por la nariz, es pan comido. Si lo consigue, logrará reducir la mucosidad y le ayudará a aliviar las vías respiratorias congestionadas.
  • Sigue las normas que tu escuela infantil tenga en cuanto a los niños enfermos. Si el niño tiene fiebre, vómitos, diarreas o infecciones oculares, deberían quedarse en casa para no contagiar al resto. Si todos seguís las normas, será más fácil contener los virus.
  • Sigue el calendario de vacunación de tu comunidad autónoma. Es una forma de protegerle contra enfermedades que pueden llegar a ser muy graves y de que toda la comunidad entera esté protegida frente a ellas.
  • Una buena alimentación variada (que contenga todos los nutrientes necesarios) y un descanso apropiado son formas naturales de fortalecer sus defensas.
Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.