Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Escuelas infantiles: cómo preparar la calabaza de Halloween

Bodegón decorativo de calabazas y velas para Halloween

Apenas quedan días para la celebración de la Fiesta de Todos los Santos o la noche de los difuntos más conocida en el mundo anglosajón como Halloween. Esta terrorífica fiesta es una buena forma de enseñar las costumbres de otros países, introducir nuevo vocabulario de la lengua inglesa, aprender canciones y, cómo no, aprender que también nos podemos divertir con temas que nos asustan o nos producen terror.

La tradicional calabaza de Halloween es uno de los adornos más conocidos de esta fiesta, por lo tanto, si en vuestra escuela infantil vais a celebrar esta fiesta “de miedo” la calabaza no puede faltar en la decoración del aula.

Las calabazas ya se encuentran en numerosas tiendas y supermercados y prepararla es una tarea sencilla que podéis hacer con los niños, siempre bajo la supervisión de un adulto, ya que habrá que realizar unos cortes para hacer los ojos y la boca. Los niños podrán colaborar en vaciar de pipas el interior de la calabaza, dibujar los ojos y la boca y luego colocar la calabaza en un lugar que resulte vistoso.

 
Qué necesitamos:

  • Una calabaza de tamaño mediano. Si es muy grande resulta más difícil de manejar. Además, es aconsejable que tenga una base plana para que se apoye bien y se quede de pie por sí sola.
  • Un rotulador negro para dibujar los ojos y la boca.
  • Un cutter o un cuchillo.
  • Una cuchara.
  • Una vela para meter en su interior.
  • Guantes para vaciar la calabaza sin mancharnos.

Déjales que te ayuden a prepararla. Una vez que tenemos todos los materiales lo primero que hay que hacer es cortar la parte superior o tapa y vaciarla, sacando todas las pepitas de su interior. Para ello, conviene ponerse guantes, ya que mancha bastante. Cuando esté bien ahuecada, hay que dibujar los ojos en forma de triángulo y la boca en forma de zigzag. Cortar por la línea. Para darle luminosidad, introducir una vela en su interior y ¡ya está lista!

 
No hay que olvidar que el origen de este objeto decorativo proviene de una leyenda irlandesa que podemos contarles de forma suavizada y adaptada a cada edad. Esta es una versión ya edulcorada de la conocida historia:

“Hace mucho, pero que mucho tiempo, existía un hombre muy malo que se llamaba Jack. Este irlandés se encontró en la Noche de Brujas con el diablo y consiguió engañarle en varias ocasiones haciéndole prometer que no se llevaría su alma. Al morir Jack y como consecuencia de que había sido tan malo, su alma no pudo descansar en el cielo, pero tampoco en el infierno, ya que el diablo le había prometido en vida que no podría pedir su alma. ‘¿Adónde iré ahora?’, preguntó Jack, y el diablo le contestó: ‘Vuelve por donde viniste’. El camino de regreso era oscuro y el terrible viento no le dejaba ver nada. El diablo le lanzó a Jack un carbón encendido directamente del infierno, para que se guiara en la oscuridad, y Jack lo puso en un nabo que iba comiendo, para que no se apagara con el viento. Jack acabó condenado a vagar en las tinieblas eternamente…”

Tradicionalmente los pueblos célticos ahuecaban nabos y ponían carbón en ellos para iluminar el camino de regreso al mundo de los vivos a sus difuntos más queridos y así les daban la bienvenida, a la vez se protegían de los malos espíritus. Pero cuando los irlandeses llegaron a América, conocieron las calabazas y se dieron cuenta de que éstas eran mucho más grandes y fáciles de ahuecar que los nabos, desde entonces mayores y pequeños en ese país conocen la leyenda del tenebroso candil de Jack.

Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.