Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Niños y Bebés: Alimentos hidratantes para el verano

Niña rodeada de frutas y verduras

El calor hace necesario que los niños y bebés estén perfectamente hidratados y tomen líquidos suficientes. Sobre todo porque dependiendo de la temperatura, la humedad o la actividad física que tengan, las necesidades de agua se pueden hasta duplicar. Hay que recordar que niños y bebés son uno de los grupos de población más vulnerables de sufrir una deshidratación y los síntomas que esta conlleva: dolor de cabeza, somnolencia, cansancio, calambres, sudoración excesiva o aceleración del ritmo cardiaco, además del consabido riesgo añadido de sufrir un “golpe de calor”.

El golpe de calor se produce cuando el cuerpo no es capaz de mantener la temperatura y es un trastorno que puede provocar un daño grave al organismo o incluso la muerte. Por eso es clave ofrecer a los niños líquidos con cierta asiduidad y también alimentos que aporten agua. En general, frutas, verduras y hortalizas aportan mucha cantidad de agua al organismo. El verano es ideal para tomar una dieta rica en alimentos hidratantes, como el tomate, las acelgas, el pepino, la sandía, el melón o la manzana. Hay que recordar que los niños tienen a veces, durante los meses de más calor, episodios de diarrea, gastroenteritis o fiebre que provocan un descenso acusado de líquidos. En estas situaciones, la ingesta de líquidos es vital para una pronta recuperación y que el trastorno sea más leve.

 
El observatorio de la Hidratación y la Salud (OHS) recomienda algunas pautas generales para evitar la deshidratación. Éstas son algunas de ellas, que pueden adaptarse a la población infantil:

  • Poner especial hincapié en las cantidades. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha establecido las cantidades adecuadas de agua según la edad, que varían entre un litro (800ml-1200ml) para los niños de entre 6 meses y 2 años de edad, y 1,5 litros para los pequeños de 2 a 8 años. Esto quiere decir que el niño debe beber entre 4 y 8 vasos de agua u otros líquidos, aquellos más apetecibles según la temporada y las condiciones ambientales: infusiones frías o calientes no excitantes, caldos (de verduras, de pollo, de pescado…), polos de agua (fresa, limón, sandía…), granizados sin azúcar, gelatinas, zumos naturales de frutas, licuados o batidos caseros de frutas y hortalizas…
  • Consumir alimentos con alto contenido en agua, como frutas y verduras. Las frutas frescas tomadas al natural, o en otras presentaciones (zumo recién exprimido, licuados, en brocheta, macedonias, etc.), deberían ser la primera opción para tomar como tentempié entre horas, a media mañana y a media tarde. Y como primer plato es ideal tomar una taza de sopa templada, una crema de verduras, o el popular gazpacho o salmorejo o una ensalada. Son recetas sencillas que se pueden adaptar al público infantil, quitando o añadiendo elementos hasta encontrar una manera de que los tomen.
  • Beber líquidos con frecuencia y en pequeñas cantidades. Se aconseja ingerir mayor cantidad por la mañana y media tarde, para evitar así los escapes nocturnos. Por esta razón, puede interesar reservar los caldos, las ensaladas o los zumos para la comida del mediodía, no para las cenas. Intenta que los niños no se habitúen a los refrescos ni a los zumos industriales, ya que contienen una cantidad excesiva de azúcar. Las bebidas sencillas y las elaboradas en casa son la opción ideal.
  • Ofrecer agua de forma continuada. En este sentido, el papel de la familia o de los cuidadores es esencial, para saber si el niño ha bebido lo suficiente. Tener un elemento de referencia (una botella o un vaso o un biberón…) ayuda a saber qué cantidad de agua ha bebido el pequeño.
  • El agua, sobre todo en épocas de calor, debe estar siempre disponible, para que de esta manera cuando se tenga sed se recurra al lugar donde se encuentra.
  • No pasarse con la sal, el sodio hace retener los fluidos y complica la eliminación de toxinas.
Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.