Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Protege a tu bebé del sol

Mamá poniendo protector solar a su bebé en la playa

La llegada de las altas temperaturas provoca que mayores y pequeños pasemos más tiempo al aire libre, una situación que aporta grandes beneficios para la salud. Además del papel que juega la vitamina D, que proviene de los rayos solares, está demostrado que el sol tiene un papel muy positivo en el fortalecimiento del sistema inmunológico. Sin embargo, el sol también puede ser perjudicial cuando se toma en exceso, sobre todo para los más pequeños de la casa.

La comunidad médica considera que antes de los seis meses los niños no deben exponerse directamente a los rayos del sol y desaconsejan también el uso de cremas protectoras durante esa primera etapa de la vida. Durante estos primeros meses, y hasta que cumplen un año de edad, tan solo necesitan unos minutos de paseo para sintetizar la vitamina procedente del sol. La piel de los niños en esos meses es aún muy delicada, mucho más sensible al sol que la piel adulta y con unas defensas aún no desarrolladas.

Cuando se empiecen a usar cremas es mejor hacerlo con precaución, en zonas que no pueden protegerse del sol, como la cara o las manos, y siempre eligiendo las que están hechas con fórmulas pediátricas. Además, a la hora de elegir protector solar se aconseja que este sea en forma de crema, en lugar de geles o espumas, porque suelen ser más hidratantes.

Hay que tener en cuenta que la radiación ultravioleta es el principal riesgo para el desarrollo del cáncer de piel. Las quemaduras solares producidas durante la infancia suponen un factor de riesgo para luego desarrollar esta enfermedad en la edad adulta. Por eso, es importante acostumbrar a los niños, desde pequeños, a protegerse del sol.

 
Estos son algunos consejos para estar bien protegido contra los efectos poco saludables del sol:

  • En las horas de más calor, no exponerse directamente al sol sin protección: camisetas, gorras, gafas… o con cremas solares durante el baño.
  • Aplicar crema solar 30 minutos antes de la exposición solar y repetir la aplicación cada dos horas, independientemente de que sean resistentes al agua.
  • Utilizar factor de protección superior a 30 y que cubra tanto los rayos UVA como los UVB.
  • Optar por filtros físicos, a base de óxido de zinc y dióxido de titanio, que irritan menos la piel y son más apropiados para los niños muy pequeños y también para los bebés con piel delicada o atópica.
  • Recuerda que los protectores solares caducan cada tres años, por lo que se recomienda no usar productos que hayan caducado, ya que pueden tener menor efectividad.
Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.