Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Cómo podemos enseñar a los niños a compartir

Dos niños jugando con un camión de juguete

Compartir no es una cualidad innata, sino que se aprende
“Cada vez que un amiguito viene a casa, mi hijo no quiere que los demás jueguen con sus juguetes”. Muchos padres viven con inquietud cuando su hijo no está dispuesto a compartir sus cosas con otros niños. Quieren que el niño aprenda a vivir en comunidad y a no ser un egoísta. Sin embargo, durante los primeros años, todos los niños pasan por una etapa de egocentrismo, en la que creen que todo lo que hay alrededor les pertenece. Compartir no es una cualidad innata en el ser humano sino una actitud que se aprende cuando el niño comienza a jugar con otros niños y que forma parte del desarrollo psíquico de los pequeños. Es una actitud de lo que se denomina como conciencia moral que incluye la idea de cómo nos gustaría ser.

 
En general, cuanto más pequeño es un niño más le cuesta compartir. Las etapas por las que se suelen pasar todos los niños son:

  • En el primer año el niño cree que es una prolongación de su madre y no tiene conciencia de sí mismo como un ser autónomo. Por lo que no entiende lo que significa compartir.
  • De los 12 meses a los 24 meses el niño empieza a entender que es un ser autónomo y está poniendo a prueba su propia identidad, se niega a prestar sus cosas y se apropia a menudo de los bienes ajenos.
  • Hasta los 3 años el niño cree que los juguetes son parte suya y no está dispuesto a prestarlos.
  • Entre los 3 y los 4 años el niño comienza a disfrutar más del juego con iguales. Aunque le cuesta dejar sus cosas porque intenta comprobar donde acaba lo suyo y donde empieza lo de los demás, hay que ir guiándole sobre los beneficios que supone compartir las cosas, pero sin forzar demasiado.

 
Escuela infantil: una socialización temprana
Cuando los niños acuden a la Escuela infantil comienza una etapa de socialización y de valores de comunidad para los que muchas veces no están del todo preparados. Allí pasan por la etapa de egocentrismo y tienen que lidiar con situaciones que entrañan dificultades para ellos y para los adultos que están a su cuidado.

Por esta razón, algunas escuelas proponen que los niños lleven un juguete que les ayude a superar la separación con la familia. Este juguete se denomina objeto transicional, un objeto con el que el pequeño desarrolla una relación de apego y es clave para su seguridad cuando los padres están ausentes. Como es lógico, los niños no quieren dejar a nadie ese juguete, pero esto no debe ser fuente de preocupación. Según los expertos, hasta los tres años, el niño no está preparado para asumir valores sociales y poco a poco hay que ir trabajando para consolidar los valores que queremos inculcarle.

 
Cómo enseñarles a compartir

  • Respetar sus cosas. Dejarle un espacio donde los niños sepan que pueden dejar las cosas que no quieren compartir les permitirá compartir muchas otras. Siempre habrá determinados objetos que se resista a prestar porque tengan para él un significado especial.
  • Pregúntale por qué no quiere compartir y mostrarle lo positivo que tiene, buscando convencerle, no forzarle.
  • Contarle que no todos los niños tienen la misma suerte y que hay pequeños que apenas tienen juguetes.
  • Utiliza la negociación, guíale para que llegue a pactos con los demás sobre la utilización de sus juguetes.
  • Haz hincapié en los juguetes que desarrollen el juego simbólico (cajas de herramientas, la casa, los maletines de médico…) aquellos en los que pueden ejercer un papel y cuando sean un poco más mayores los que tengan reglas que tengan que respetar: la oca, el dominó…
  • Anímale a hacer regalos de cosas hechas por sí mismos: collares, dibujos…
  • Siempre que tenga un acto de generosidad, felicítale efusivamente.
Volver

1 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.