Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

El amor de los padres: clave para la estimulación cerebral de los bebés

Bebé recibiendo un beso de sus padres

Una inversión en salud mental
Los estudios neurocientíficos no hacen más que confirmar aquello que intuimos gracias al sentido común, que el amor, o la falta de él, influye y moldea en cierta forma el cerebro en desarrollo de los bebés. Las investigaciones señalan que el amor maternal no solo es clave para el buen desarrollo cerebral, sino que es también una inversión en salud mental para el futuro adulto y esto, sin duda, es un beneficio para toda la sociedad.

El desarrollo del hipocampo es mayor en aquellos niños que recibieron mucho amor
Un estudio realizado por la Universidad de Washington en St. Louis (EE.UU.) confirmó que los hijos que tienen una relación amorosa cercana y profunda experimentan un desarrollo cerebral mayor. Así, el crecimiento en el hipocampo (la parte del cerebro que controla entre otras cosas la memoria, el aprendizaje y la regulación de las emociones) era mayor en aquellos niños que durante los primeros años tuvieron una buena relación amorosa con sus padres, más en concreto, con la madre. El estudio reveló que esta relación es fundamental en los primeros años (más o menos hasta los cinco años) debido a la asombrosa plasticidad que tiene el cerebro en estos primeros años.

Conseguir que los niños tengan su “base segura”
Los estudios sobre este tema comenzaron de forma más sistemática en la década de los 50, con los estudios científicos que realizó John Bowlby y que constataron que los niños con dificultades conductuales o emocionales, e incluso adolescentes que presentaban conductas delictivas, tenían historias de separaciones tempranas y prolongadas de sus figuras maternas. Se comprobó cómo las malas experiencias tempranas por la falta de cuidados o por la ausencia de figuras significativas provocaban en los niños sentimiento de inseguridad, hostilidad y desconfianza. Al contrario, los niños que tenían buenos cuidados maternales desarrollaban lo que se calificó como “una base segura”, es decir, que los niños integraban en su cerebro los sentimientos de seguridad y confianza básica necesarios para vivir y relacionarse con los demás de forma segura.

Corrientes que luchan por fomentar el vínculo madre-bebé
Hoy, además, se sabe que los cuidados de los padres crean conexiones cerebrales de tal forma que tal y como sean esos cuidados afectarán a cómo el niño percibe el mundo y a su relación con los demás. Por esta razón, existen corrientes proclives a fomentar el mayor vínculo entre madre y bebé, fundamentalmente durante los primeros años y se trabaja para que tanto en el posparto como durante la crianza se priorice el bienestar del niño sobre otros asuntos de distinta índole.

Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.