Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

¿Pueden los niños desarrollar la moral desde pequeños?

Niña con margaritas en el pelo y los pulgares hacia arriba

Se nace o no con conciencia
Aunque tradicionalmente los expertos en psicología infantil consideraban que los niños nacían sin conciencia ni moral, actualmente estas tesis han sido refutadas por algunos estudios realizados por la Universidad de Yale (EE.UU.) que han demostrado que a partir de los seis meses de edad los niños son capaces de distinguir entre el bien y el mal. Un buen punto de partida para que poco a poco y según el niño se desarrolle adquiriera un sistema de valores acorde a la sociedad donde le haya tocado vivir.

Distinguir entre el bien y el mal es clave para vivir en sociedad, ya que el sentido moral de nuestros actos es lo que guía nuestro comportamiento. Durante la infancia y luego en la adolescencia, los niños aprenden e interiorizan normas y valores que conformarán su personalidad y identidad como persona.

La discusión está servida. Mientras los recientes estudios señalan que los bebés podrían tener ciertas nociones rudimentarias sobre el bien y el mal, algunos expertos consideran que para adquirir el sentido moral es necesario la socialización del individuo, y sobre todo de la familia. Es decir, que lo que está bien o está mal se adquiere al observar las normas que imperan en la sociedad en la que se vive.

A pesar lo difícil que es establecer cuándo comienzan a adquirir los niños el sentido moral, en lo que están de acuerdo los expertos es en que éste se estabiliza a través de los años y no coincide en todas las personas por igual. La etapa de la infancia y la adolescencia, los momentos más socializantes de la vida, son los que más importancia tienen a la hora de crear nuestro propio sentido moral.

 
El papel de la familia y la escuela
Durante la primera etapa de la infancia el papel de los padres es clave para el desarrollo del sentido moral del niño. La interacción con los padres en la vida diaria facilita la transmisión de valores. Con el crecimiento, poco a poco, otros agentes socializantes como la Escuela y la relación con iguales van ganando fuerza.

Sin embargo, esto no significa que copien el modelo de referencia que tienen en casa. Aunque en los primeros años el aprendizaje observacional tiene muy buenos resultados, los niños suelen conocer muy bien cuál es su papel y distinguen a la perfección que cosas pueden hacer los adultos y cuáles están vetadas para los niños.

En cuanto a modelos sociales, como ídolos, series de televisión… tienen su influencia, sobre todo en la adolescencia, pero más como un modelo de éxito. Según los expertos, las conductas pueden ser imitadas en momentos puntuales, pero el desarrollo moral es muy complejo y no sólo por imitación se forja un sistema de valores.

 
¿Cómo podemos fomentar el desarrollo moral de los niños?
El respeto a los demás, la tolerancia y tener un comportamiento adecuado forman parte del desarrollo moral y estos aspectos dependen en muchas ocasiones de lo que se inculca a los niños en el entorno familiar.

Que los padres se involucren en la crianza es clave para conseguirlo. Para llegar a tener un desarrollo moral apropiado se debe:

  • Poner límites a los niños y enseñarles normas de comportamiento adecuadas. Haciéndoles ver qué conductas son apropiadas y cuáles no.
  • Los niños deben tener claras cuáles son las normas y cuáles son las consecuencias cuando estas no se cumplen.
  • Aunque no siempre es fácil entender conceptos como la tolerancia, el respeto o la compasión. Hay que intentar que situar al niño en el lugar del otro, para que valoren por ellos mismos si su comportamiento es adecuado.
  • Centrar la atención o elogiar aquellas conductas positivas para reforzarlas.
  • Hacerles ver que los actos que realizamos tienen consecuencias, buenas y malas.
  • Poner especial cuidado en supervisar los contenidos televisivos y digitales que ven los niños y tratar de que sean adecuados a su edad y a los valores que queréis transmitirles.
  • Fomentar las buenas conductas a través del ejemplo. Recuerda que los padres son un ejemplo para los hijos y deben ver en nosotros el comportamiento que exigimos para ellos.
Volver

1 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.