Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Verano: tiempo para jugar

Niños jugando mientras bucean en la piscina

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) señala que el juego constituye “la razón de ser de la infancia”. El juego tiene una función clave cuando somos pequeños, ya que a través de él se articula el aprendizaje. A través del juego, se estimula al niño y gracias a la experimentación, los pequeños van aprendiendo como funciona todo lo que le rodea.

El juego, por tanto, siempre es educativo, ya que les enseña a conocerse y a desarrollar su personalidad, además de fomentar áreas como la motricidad, la creatividad y la sociabilidad.

Aprovechar para hacer juegos al aire libre
El verano, y las vacaciones, es el momento ideal para dejarles pasar tiempo libre experimentando y jugando libremente. Además, lugares como la naturaleza, la playa o la piscina, permiten desarrollar habilidades que les divierten y a la vez les enseñan.

En la naturaleza. Los entornos naturales son un espacio ideal para fomentar el aprendizaje, sobre todo para todos aquellos niños que se desenvuelven en un entorno urbano. Simplemente disfrutar de un parque abre a los niños a un montón de posibilidades. Además, acercarnos a la montaña, a un lago o a espacios naturales les hace disfrutar del ambiente y les enseña a valorar el medio ambiente. Entrar en contacto con plantas y árboles, coger piedras o piñas, sentir los olores, contemplar paisajes… todo ellos les llenará de felicidad y les ayudará a experimentar nuevas sensaciones.

En la playa. Los juegos de playa son un clásico, porque le gustan a la mayoría de los niños que acuden a la costa. Hacer castillos de arena fomenta la motricidad fina y la creatividad. Actividades como cavar, rellenar huecos, transportar agua… estimulan el aprendizaje a la vez que les divierten.

En la piscina. Los juegos de agua son muy refrescantes y les permiten disfrutar del agua cuando hace calor. Requieren actividad física, fomenta la motricidad gruesa y son una fuente de placer para los niños. Además, de los juegos de la piscina, se pueden hacer otras como “guerras” de globos de agua, carreras de cubos o incluso jugar con pompas de jabón.

Por otro lado, no debemos dejar de lado actividades como pintar: es el momento de usar las pinturas de dedos y dejar que usen sus manos para que experimenten con la pintura. Hacer experimentos que en otra época no se hacen porque manchan, dejarles colaborar en la cocina… Luego, con un poco de agua, todo volverá a su ser. Todas las actividades que hagan durante las vacaciones serán una fuente de aprendizaje para ellos.

Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.