Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Alimentos a evitar antes de los 2 años

Una niña pequeña comiendo un yogur

Atragantamiento, una de los accidentes más comunes en la infancia
La introducción de los alimentos en la infancia es uno de los temas que más preocupan a los padres y que a menudo cambia con el tiempo o el especialista que lo indique, pero los expertos coinciden en que existen una serie de alimentos que deben evitarse en los primeros años, bien por riesgo de atragantamiento o porque no son aconsejables por su toxicidad o porque no son adecuados para la edad de los bebés.

Alimentos con los que se pueden atragantar. En los primeros años algunos alimentos deben tomarse con precaución porque por su tamaño y/ dureza pueden bloquear su tráquea y producir asfixia. Por esta razón, los expertos recomiendan tener especial cuidado con los trozos mayores que un centímetro. Son las uvas enteras, las aceitunas con hueso, las palomitas de maíz, los caramelos duros… Especial relevancia tiene en esta categoría los frutos secos, considerados como la primera causa de atragantamiento infantil: los niños no pueden triturarlos de forma adecuada y no solo pueden bloquear la tráquea, sino que por su tamaño podrían ser aspirados por el pulmón, provocando asfixia u obstrucción de una zona del pulmón.

Algunas verduras de hoja verde. Espinacas, acelgas, col, borraja y remolacha puede ser causa de metahemoglobinemia (síndrome del bebé azul) por su alto contenido en nitratos. Es aconsejable retrasar su introducción hasta el año.

La miel. Los pediatras recomiendan no introducir la miel al menos hasta el año debido a que puede contener esporas de una bacteria que puede provocar en el bebé botulismo, al estar su intestino aún en formación. No hay problema con las papillas que la contienen porque en el proceso de preparado se elimina la posibilidad de que proliferen las bacterias, pero conviene no acostumbrar al bebé a alimentos ricos en azúcar, ya que aportan poco valor nutricional y tendrá más predilección por este tipo de alimentos en el futuro.

Algunos pescados azules de gran tamaño y el marisco. La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición recomienda evitar el consumo de ciertos pescados azules (pez espada, tiburón, atún rojo y lucio) por su alto contenido en mercurio. Hay que tener en cuenta que el sistema nervioso de los niños está en pleno desarrollo por lo que la acumulación de metales es más dañino. Sí es aconsejable que tomen alimentos ricos en omega 3, pero para ello es mejor acudir a pescados de tamaño pequeño o mediano, ya que su contenido en mercurio es menor. En cuanto al marisco, puede provocar alergias y algunas partes (como las cabezas de las gambas) son ricas en cadmio, además, de ser muy difíciles de masticar para los niños pequeños.

La leche de vaca. Durante la lactancia el bebé no necesita leche de vaca, sino la leche de su madre y si no es posible, la leche adaptada a su edad. Además, debido a su difícil digestión se recomienda que los niños no tomen leche de vaca antes del año. Sin embargo, entorno a los 8 o 10 meses pueden tomarse lácteos como el yogur, preferiblemente natural o griego y sin azúcar, o el queso fresco bajo en sal en pequeñas cantidades.

Sal. En los primeros años, los riñones del bebé no están lo suficientemente maduros para tolerar la sal. Por ello, conviene cocinar sin ella y con el tiempo ir introduciéndola pero poco a poco, pero intentando no excedernos. Además, conviene tener cuidado con los alimentos muy salados, como las conservas, las carnes curadas, las pastillas de caldo… Cuanto menos sal, mucho mejor.

Volver

4 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.