Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Bocadillos: una opción ideal para la merienda de los niños

Mamá preparando preparando la merienda a sus hijos

Ni batidos, ni bollería industrial, ni zumos en Tetra Brik… Los expertos en nutrición señalan que los bocadillos de toda la vida son una de las opciones más saludables para las meriendas de los niños. El pan acompañado de un embutido bajo en calorías (pavo, jamón de york o jamón serrano, entre otros) aporta a los más pequeños de la casa todas las necesidades nutricionales que necesitan hasta la cena.

Los niños en edad de crecimiento necesitan realizar cinco comidas al día, una recomendación que tenemos también los adultos, pero que según vamos creciendo tendemos a eliminar de nuestra dieta, reduciendo el número de comidas a solo a tres ingestas. Los niños gastan mucha más energía que los adultos, corren, saltan y juegan hasta caer rendidos, por eso es fundamental comer algo a media mañana y media tarde y recuperar así la energía gastada. Decantarse por una merienda sana: fruta, leche y el bocadillo de toda la vida es fundamental para su desarrollo.

Sin embargo, muchos padres, sobre todo cuando los niños son pequeños, tienden a cambiar el bocadillo por bollería señalando que estos son más blandos y más fáciles de ingerir. A pesar de ello, acostumbrar a comer pan a los niños desde pequeños es la opción más saludable. Tan solo es necesario un poco de determinación y de imaginación para que los niños coman pan todos los días.

La merienda debe aportar el 15% de la energía total diaria. Dependiendo de la edad del niño, una ración adecuada de pan estaría entre los 30 y los 60 gramos. Hoy en día, existen una gran cantidad de panes, por lo que lo más aconsejable es ir cambiando el tipo de pan. En las panaderías artesanas podemos encontrar una gran variedad, hechos de todo tipo de harinas y complementados con semillas, frutas desecadas o frutos secos, que podemos ir añadiendo poco a poco a la dieta de los pequeños.

Los bocadillos han de ser variados y agradables en su gusto, se trata de acostumbrar al niño a comer varios rellenos a la vez que sean nutritivos. Un bocadillo elaborado con un embutido podemos hacerlo vegetal, incluyendo en el relleno una rodajita de tomate o un poco de lechuga. Se puede introducir huevo duro y un poquito de mahonesa e incluso incluir pescado como el atún o las sardinas. Una opción muy saludable es hacer patés caseros con estos productos e incluso se pueden aprovechar las sobras de una comida para luego hacer apetitosos bocadillos.

Algunas ideas son: paté de atún, minihamburguesas de salmón o de merluza, pavo con queso edam y verduras asadas.

La idea es hacer la merienda una comida saludable, apetitosa y nutritiva e ir acostumbrando a los niños a todo tipo de sabores.

Volver

1 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.