Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Cenar en familia: bueno para los niños

Cena familiar en la cocina

Compartir mesa con los niños tiene una repercusión positiva en toda la familia. Muchas veces, la cena es el momento ideal para compartir el día a día de nuestros hijos, ya que se puede disfrutar sin prisas y aprovechar para hacer repaso de las cosas que hemos vivido durante el día. A pesar de la edad de los niños, incluso aunque no sepan aún hablar, conviene empezar a instaurar el hábito de compartir la cena con ellos, eso sí, para ello debemos estar alejados de la televisión. Además, tendremos que adelantar nuestro horario de cena, lo cual será también positivo para nosotros. Cenando pronto seguiremos la máxima de cenar al menos dos horas antes de irnos a dormir y contribuiremos a entender la cena como lo que debe ser, una de las comidas principales del día que debe huir de preparaciones rápidas y muchas veces excesivamente calóricas.

Algunos estudios establecen relaciones entre cenar en familia y llevar a cabo actitudes sanas, así un informe del Centro Nacional de Adicciones y Abuso de Sustancias de la Universidad de Columbia, Nueva York, estableció que compartir mesa con los hijos fomenta un mejor comportamiento de los niños y adolescentes con los alimentos y una mejor conducta en los estilos de vida. Los niños que habitualmente cenan, comen o desayunan en familia suelen elegir platos más sanos, tienen menos sobrepeso y sufren menos riesgo de desarrollar problemas de adicciones cuando son adultos. Estos estudios se suman a otros que indican que compartir mesa forma parte de la educación de los hijos y es por eso que hay que hacer especial hincapié en intentar convertir la cena en un momento de disfrute familiar.

La cena debe representar un tercio de las necesidades alimentarias del día, y su elaboración debe tender a la sencillez. Debe compensar el menú del resto del día, por eso, si los niños comen en la escuela infantil o en el colegio, es bueno basarnos en su menú para equilibrar el día e intentar apostar por la variedad. Pero, ¿cuáles son las recomendaciones para llevar a cabo una cena saludable?
 

Estos son algunos consejos para comenzar a instaurar las cenas en familia:

  • La cena debe ser ligera. Intentar huir de las grasas y preparados e introducir platos saludables. Aunque depende de las circunstancias, como la actividad física o bien lo que se ha ingerido durante el día debería incluir: verdura, sopa o crema, seguido de un plato de proteína (pollo, pescado, huevo) o de hidratos de carbono (arroz, pasta o legumbre) y terminar con una fruta de temporada.
  • Fijar un horario que sea lo más estable posible. Las ocho de la tarde puede ser una buena hora para pequeños y mayores, incluso es posible adelantarla un poco si los niños son muy pequeños. Los mayores verán cómo este horario también es beneficioso para ellos, ya que es mejor para conciliar el sueño y evitar el sobrepeso y si luego hay hambre, siempre se puede tomar algo ligero al cabo de dos horas, como un yogur.
  • Conviene establecer una rutina e intentar cumplirla todos los días. Es mejor siempre cenar después del baño, ya que contribuye a que los niños se relajen y coman de forma más tranquila.
  • No desesperar si el niño no come ciertos alimentos. Es mejor ir poco a poco y realizar el valor de los alimentos. Contarles que los alimentos tienen nutrientes y vitaminas que les dan fuerza para correr y sentirse bien, mejor que usar amenazas o decirles frases del tipo “come que si no viene el hombre del saco y te llevará”. Si tenemos un clima tranquilo, les relajará y hará que comprendan mejor el mensaje.
  • Siempre que se pueda involucrarles en la cocina. Cocinar en casa no tiene comparación con nada que se pueda comprar y si además, les dejáis participar en su elaboración aceptarán mejor el alimento y les estaréis educando en la elección de alimentos sanos.
  • Fomentar la conversación. Desconecta la televisión y recuerda que comer en familia educa y mejora los hábitos alimenticios. Compartir nuestras experiencias diarias con los niños, contarles cosas aunque aún no sepan hablar y sentarnos con ellos a cenar es una de las experiencias familiares más bonitas que se pueden hacer en familia.
Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.