Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Cinco juegos divertidos para bebés de 12 meses

Bebé desplazándose por la alfombra motivado por un juego de estimulación temprana

Alrededor de los doce meses muchos bebés comienzan a dar sus primeros pasos. Si tu hijo aún sigue gateando y ni siquiera se pone de pie, estate tranquila. Cada niño lleva su ritmo y, por término general, hasta los 18 meses, los pediatras consideran que se desarrolla dentro de la normalidad. Alrededor del año, y gracias al descubrimiento que experimentan al ponerse de pie y comenzar a andar, muchos niños empiezan a practicar la motricidad gruesa para desarrollar los grandes músculos que sostendrán todo su movimiento. Depende del niño, de si es más o menos tranquilo, pero en general comienza una etapa muy movida para los peques.

Es normal que tu hijo esté todo el rato buscando objetos para arrastrar, lanzar o tirar. Le gustarán los juegos donde puede construir una torre y tirarla. También disfrutará mucho del hecho de colocar y luego tirar distintos objetos para ver el ruido que hacen las piezas al caer y cómo se distribuyen en el espacio.

Te proponemos cinco juegos divertidos que puedes hacer en casa o en la escuela infantil para disfrutar y aprender…

 
LA CAJA MUSICAL

  • Qué necesitamos: coge una caja que tengas en casa y mete en ella varios objetos que hagan las veces de instrumentos. Se pueden utilizar botellas de agua pequeñas rellenadas con garbanzos o conchas de mar, una cajita musical de las que hay que dar cuerda, unas castañuelas, una pandereta, un palo de lluvia…
  • Forma de jugar: comienza mostrando al niño los diferentes objetos haciéndolos sonar. Luego, cuando no nos vea, esconde uno de los objetos debajo de un cojín y pregúntale ¿Dónde está?, felicita al niño de forma efusiva cuando lo encuentre.
  • Objetivo: desarrollar la capacidad auditiva y aprender a discriminar sonidos. Además, buscando donde se encuentra el objeto, el niño aprende a orientarse y a buscar la fuente del sonido.

 
NOS DESPLAZAMOS LIBREMENTE

  • Qué necesitamos: adapta, dentro de tus posibilidades, un espacio para que tu pequeño se desplace libremente. Puedes utilizar un set de estimulación temprana, de los que venden en tiendas especializadas, o bien muebles donde el niño pueda agarrarse y desplazarse.
  • Forma de jugar: intenta que el niño se desplace de un lugar a otro y motívalo con algún juguete que le guste. Para desarrollar que aprenda a coger fuerza en piernas y equilibrio puedes incentivarle para que cuando esté de pie y agarrado se agache a coger un juguete que esté en el suelo, de esta manera irá desarrollando los músculos y preparándose para andar.
  • Objetivo: que los músculos vayan cogiendo fuerza, dar seguridad al bebé en sus desplazamientos y desarrollar el equilibrio.

 
VAMOS A PINTAR

  • Qué necesitamos: papel. Puedes comprar un rollo de papel contínuo de venta en papelerías. Témperas y pinceles. Baby de plástico o ropa que pueda mancharse.
  • Forma de jugar: pega un buen trozo de papel en el suelo. Coge tú el pincel, mójalo en agua y mánchalo con la témpera. Deja volar la imaginación y comienza a pintar. Luego, ofréceselo a él. Déjale que experimente y felicítelo constantemente para animarle a pintar.
  • Objetivo: el trabajo con témperas es muy positivo para el niño porque ejercita su motricidad fina, además, de recibir información de varios canales sensoriales, el tacto, la vista, el olfato e incluso el oído.

 
UNA CAJA CON PELOTAS

  • Qué necesitamos: una caja de cartón grande y varias pelotas con tamaños distintos.
  • Forma de jugar: realiza varios agujeros en la caja del tamaño de las pelotas. Luego juega con el niño a meter las pelotas por los orificios que has creado. Anima al niño a coger la pelota y colarlas él mismo.
  • Objetivo: este juego además de estimular la coordinación óculo-manual, permite al niño clasificar los objetos por tamaños, primer ejercicio para desarrollar el pensamiento lógico-matemático.

 
DEJANDO CAER OBJETOS

  • Qué necesitamos: una cuña grande, de las usadas para psicomotricidad, un cartón o una tabla de madera. Una pelota.
  • Forma de jugar: realiza un plano inclinado con los materiales que tengas en casa, puede ser una cuña, un cartón o tablero de madera. Coge una pelota y haz rodar la misma por el plano, observando cómo se desplaza por el espacio. Sorpréndete cada vez que caiga.
    También puedes usar otros objetos para ver cómo se desplazan. Prueba con un dado o un cubo de Rubick y muéstrale las diferencias de rodada.
  • Objetivo: estimular el pensamiento de los niños, observando el desplazamiento de los objetos según sus características. Este juego es ideal para desarrollar las relaciones espaciales.
Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.