Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Cólicos del lactante: cuando el bebé está molesto

Bebé llorando

¿Por qué se producen los cólicos del lactante?
Aunque su causa exacta no se conoce existen distintas teorías:

  • Causas digestivas. Parece ser que la inmadurez del intestino suele ser la causa principal de este molesto problema.
  • Causas alérgicas. Existe un pequeño porcentaje de casos en los que una alergia alimentaria provoca cólicos. En concreto, hay bebés que padecen intolerancia a las proteínas de la leche de vaca y que sufren cólicos intensos. Se ha demostrado que cuando se alimentan con leches especiales mejoran mucho. Hay que tener en cuenta que muchas veces se relacionan los cólicos con los gases, pero estos últimos suelen ser una consecuencia del llanto y no la causa inicial del cólico.
  • Causas psicológicas. No del bebé, sino más bien una conducta inadecuada de los padres ante el niño. Corresponde a padres ansiosos o inseguros en el cuidado de los niños. En realidad, no se puede afirmar que esta sea una causa, pero sí que contribuye a que los síntomas se agudicen.

 
¿Cómo reconocer si mi bebé tiene cólicos?
El bebé llora desconsoladamente al menos durante dos o tres horas. No tiene que ser todos los días, pero al menos dos o tres veces a la semana durante varias semanas. El llanto suele acompañarse de encogimiento de piernas y enrojecimiento de la cara y el cuerpo. Normalmente las crisis suelen ser más comunes por las tardes y por las noches y el malestar puede mejorar con movimientos vibratorios. Para estar seguros, lo mejor es consultar con el pediatra ante un llanto excesivo si todavía no ha sido diagnosticado en este proceso. El pediatra valorará si el bebé cumple las características antes descritas y si la exploración física es normal.

 
¿Y cuándo desaparecen?
Los cólicos del lactante es un proceso pasajero que suele desaparecer de forma gradual antes de los 3 o 4 meses. La duración y la intensidad cambian de unos bebés a otros, sin embargo, no suelen durar mucho más de los 5 meses. Lo fundamental: es un proceso que no deja síntomas y no conlleva riesgos, más allá de la notoria molesta para los niños y los padres.

 
¿Existe algún tratamiento efectivo?
Existen una serie de consejos que pueden aliviar sus síntomas, pero no existe un tratamiento como tal que sea totalmente efectivo. Lo mejor es consultar al pediatra y no emplear nosotros productos que le puedan producir efectos negativos. El balanceo, darle masajes con suavidad… los movimientos rítmicos alivian las crisis, pero no hay que olvidar que el niño puede llorar por otros motivos como hambre, frío, calor… Si es preciso, hay que buscar apoyo en otros familiares para que alivien un poco la carga si las crisis son muy intensas y los padres no se encuentran en disposición de ocuparse del bebé o bien se pueden establecer turnos alternos para dormir con él, de esta manera siempre habrá uno de los padres más descansado para atender al bebé durante las crisis.

Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.