Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Cómo ayudar a tu bebé a desarrollar su inteligencia

Bebé mirando a su mamá en su hogar

Primer año: un desarrollo impresionante
Durante el primer año el bebé se desarrolla a un ritmo espectacular. Durante este tiempo el cerebro triplica su tamaño y se crean conexiones en áreas claves. Es la base del desarrollo intelectual del pequeño. Hacia finales de año el niño empieza a configurar el pensamiento abstracto y se da cuenta de que las cosas están ahí a pesar de que no las vea. Por esto puede recordar o echar en falta a sus padres cuando no están delante. Comienza a tener consciencia de sí mismo y empieza la independencia: para ello es fundamental que tenga un buen vínculo con sus padres, ya que este le dará seguridad y le permitirá independizarse de forma segura.

Experimentación: clave en el aprendizaje
Los niños nacen con una capacidad innata para aprender sobre el mundo que les rodea. Desde el primer día el niño experimenta con lo que toca, ve o siente, aunque al principio no sea consciente de ello. Para ellos, todo es nuevo y todo se convierte en un motivo de aprendizaje. Pero, ¿qué necesitan los bebés para desarrollar su inteligencia de forma plena?

En primer lugar, el bebé debe sentirse seguro. Por esta razón, si se siente cercano y protegido por sus padres o cuidadores puede explorar el mundo que les rodea con confianza. En general, el cerebro es más efectivo cuando aprende sin estrés y puede asimilar con tranquilidad el entorno.

Además, tener un vínculo fuerte con los padres o cuidadores de referencia es clave para el desarrollo de los niños, sobre durante todo el primer año. Para ello, el niño debe sentir sus necesidades satisfechas: la comida, el calor, el cariño… todo ello contribuye a tener un vínculo estrecho con sus padres. La naturaleza ha hecho a los padres sensibles a las necesidades de los bebés, estableciendo una conexión íntima que se refuerza con el contacto físico y visual con sus hijos. A los que el bebé responde con sonrisas, miradas o llanto, cuando pide algo que no se le ofrece.

Aprender sin estrés
Desde los primeros días, las neuronas del cerebro de los bebés se ponen a trabajar con intensidad. Recogen la información que reciben, primero mientras el sentido del tacto (información que les llega a través de las manos y de los pies), luego de la vista y del oído. El cerebro tiene una labor inmensa para ordenar la información y formar conexiones (sinapsis). Es la forma que tiene el cerebro de establecer patrones que le permiten reconocer relaciones y extraer conclusiones. El cerebro se desarrolla así a un ritmo vertiginoso.

Todo este trabajo necesita de mucha tranquilidad y seguridad. Si el bebé siente a sus padres relajados y con un tono calmado, el bebé aprenderá con confianza. Los científicos denominan a esta confirmación del comportamiento con los padres “check back” y se realiza desde los tres o cuatro meses. El pequeño busca confirmación en lo que hace lo que le aporta información sobre si lo que hace es correcto o no. Si es o no un peligro para él. Aprende, por tanto, de la experimentación con el entorno.

 
¿Podemos ayudar a reforzar las conexiones neuronales?
Las conexiones neuronales se van reforzando con el tiempo. Al principio son débiles, pero según se van estableciendo patrones que se repiten, se van fortaleciendo. ¿Cómo?

  • A través de la observación. Cuando algo se repite varias veces es probable que siempre sea así. Por ejemplo, si a menudo empujo un objeto este se desplaza, el cerebro concluye que puedo mover un objeto y que este desaparezca de la vista.
  • Por medio de la repetición. Mediante prueba y error. Una vez que descubre que puede mover un objeto, lo empujo o lo tiro para ver qué pasa.
Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.