Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Cómo conseguir que tu hijo sea feliz

Niños felices en el campo rodeados de flores

Conseguir la felicidad es un anhelo que tenemos todos los seres humanos. Es un estado de plenitud que se alimenta disfrutando de las pequeñas cosas y siendo agradecido con la vida. Algo que parece sencillo, pero que muchos se pasan la vida buscando. Cuando tenemos hijos, queremos que los niños crezcan felices y plenos, y que disfruten al máximo de la infancia. Hay que tener en cuenta que existe una predisposición genética a disfrutar más o menos y ser felices, sin embargo una gran parte se debe también a nosotros mismos, desde pequeños podemos aprender a ser felices desarrollando una serie de aptitudes. La felicidad es un estado subjetivo con dos vertientes, la afectiva (basada en la experiencia de la emoción positiva) y la cognitiva (que nos hace sentirnos satisfechos con nosotros mismos).

La felicidad va cambiando con el tiempo y según la edad del niño se basa en necesidades distintas. Los expertos señalan que tan sólo un pequeño porcentaje de la felicidad se debe a circunstancias externas y que podemos trabajar para aumentarla. Los seres humanos poseemos un increíble potencial de mejora que depende de nuestros pensamientos y nuestros actos, por esto podemos enseñar a los niños a ser felices desde pequeños. Así, desde el nacimiento hasta los dos años las experiencias infantiles se basan principalmente en el cariño y en el contacto físico que en estas edades es fundamental ya que las muestras de afecto se marcan fuertemente en la memoria corporal de los pequeños y le ayudan a desarrollarse. A partir de los dos años y hasta los 7 u 8 comienzan a observar las miradas de los demás, en este momento cobra especial importancia en la educación las muestras de aprobación de aquellos a quién el niño aprecia. Es fundamental en esta etapa que el niño sienta la mirada de cariño de quién está enfrente. Hacia los 7 u 8 años el niño empieza a hacer juicios más profundos, comienza la reflexión y la búsqueda de libertad. A partir de los 10 años el niño toma conciencia poco a poco de sus sentimientos y comienza un proceso para controlarlos.

La infancia de los niños es fundamental porque en ella se siembran las bases de lo que será la vida de las personas. Estas son las 5 claves que te ayudarán a que tus hijos aprendan a disfrutar de las cosas y a ser felices.

 
CLAVE 1: Autonomía

Intenta por todos los medios que tu hijo sea autónomo. Hacer las cosas por sí mismos aumenta su autoestima y les de confianza para afrontar retos y superar adversidades. En la medida de sus posibilidades, deja que el niño pruebe a hacer las cosas solo y alábale cuando lo consiga. Dejarles jugar un rato solos y darles pequeñas responsabilidades según su edad conlleva que los niños se conviertan poco a poco en personas seguras y satisfechas consigo mismas. A veces los niños se desesperan y se frustran por no conseguir las cosas, pero como padres y educadores hay que dejar que expresen sus sentimientos y acompañarles para que lo vuelvan a intentar. Algunos padres tienden a “salvar” a sus hijos y a no dejarles “sufrir”, pero esta sobreprotección no es positiva para el niño. No es malo enfadarse de vez en cuando y sentirse triste, porque desde ese enfado o tristeza surge la fuerza para intentarlo de nuevo.

 
CLAVE 2: Fuera etiquetas

“Nacho es muy bueno”, “Amanda es muy tímida”… etiquetar al niño desde que es pequeño es perjudicial para el niño, que acaba por asumir estos adjetivos y cumpliendo el papel que le han otorgado otros. Las etiquetas limitan el desarrollo de su identidad. Conviene diferenciar el hacer del ser, “Carolina no es mala, se está portando mal” intentando que nuestras expresiones aludan a hechos y no a características de la persona. Cuando el pequeño asume un papel, se convence de que es así y no puede cambiar. Como padres debemos intentar que el niño se comporte de forma correcta, haciéndole ver lo que debería hacer, sin calificaciones ni etiquetas.

 
CLAVE 3: Fomentar y apoyar los pequeños logros

Los niños son mucho más felices si consiguen las cosas por méritos propios. Conviene hacer hincapié en la importancia del esfuerzo. Es verdad que la sociedad en la que vivimos no ayuda a lograrlo, todo se basa en la inmediatez y en la recompensa a corto plazo, pero solo aquellas cosas que conseguimos con esfuerzo nos hacen felices. Hay que hacer ver a los niños que para ser feliz lo importante no es tanto el logro de nuestros objetivos sino el camino que recorremos para llegar donde queremos llegar.

 
CLAVE 4: Ser positivo

Los niños que interpretan el mundo positivamente tienen muchas más posibilidades de ser felices. Se desarrollan seguros y fuertes, pensando que las adversidades se pueden superar. Cuando crecen se convierten en adultos confiados, persistentes y responsables. Ser positivo protege frente a la depresión y el estrés y hace que sean personas más apreciadas en sus círculos de amistades, ya que transmiten fuerza y seguridad. Con nuestro ejemplo podemos hacer ver que el mundo es un lugar maravilloso en el que poderse desarrollar, transmitirles estos pensamientos positivos ayudará a que ellos conciban la vida con esperanza e ilusión.

 
CLAVE 5: Amabilidad

Cuando se educa a los niños para ser amables se consigue que estos alcancen un mayor nivel de satisfacción. La amabilidad actúa como un espejo que hace que los niños se vuelvan más cariñosos y agradables y alcancen una mayor estabilidad, en casa y en el colegio. Una sonrisa franca a tiempo, dar las gracias por las cosas y pedir las cosas con respeto son pequeñas acciones que hacen que el niño aprenda a apreciarse a sí mismo y a los demás. Cuando se muestra respeto por las cosas que hacen los demás nos damos cuenta de lo importante que somos para el grupo y se genera un sentimiento de pertenencia y seguridad que nos llena de alegría y felicidad.

Volver

3 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.