Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Dermatitis atópica: protege la piel de los niños en invierno

Manos que sostienen el pie de un bebé

Una enfermedad muy frecuente durante la infancia
La dermatitis atópica es la enfermedad crónica de la piel más frecuente en la infancia. La incidencia de esta dolencia ha aumentado entre dos y tres veces en los países industrializados, llegando a afectar hasta el 20% de la población infantil. Durante el invierno es frecuente que aumenten los casos y que los síntomas empeoren, por lo que conviene extremar los cuidados de la piel. El ambiente seco, el calor, el roce de las prendas sintéticas… son algunos de los condicionantes para que los brotes aumenten.

 
Mantener la piel hidratada, clave para reducir el picor
La piel de los niños que tienen dermatitis atópica sufre una inflamación que se caracteriza por un intenso picor y por una gran sequedad, que se traduce en enrojecimiento y pequeños granitos. Acudir al pediatra en caso de sospecha es el primer paso, ya que él decidirá según la intensidad de la dermatitis cómo debemos actuar. El tratamiento de esta enfermedad crónica va dirigido a paliar los síntomas (picor y eccema), prevenir brotes y minimizar los riesgos del tratamiento, cuyos dos pilares fundamentales son la hidratación adecuada de la piel y el uso, si es necesario, de medicamentos, en este caso corticoides, que paralicen el brote.

 
Te contamos cómo tratar los síntomas para minimizar sus efectos y mejorar el bienestar de los niños:

  • Prevenir. Es sin duda la recomendación número uno de los expertos. Para ello hay que identificar aquello que lo provocó, ya que es la forma de evitar que aparezcan de nuevo y minimizar los mismos.
  • Mantener la piel hidratada. Utilizar cremas formuladas para tratar la dermatitis y usarlas diariamente, como parte de la higiene del niño. Así la piel está siempre nutrida y preparada ante cualquier incidencia.
  • Evitar el agua demasiado caliente, que favorece la inflamación y secar con cuidado, usando toallas de algodón y sin frotar para evitar irritar las zonas afectadas.
  • Usar protección solar para pieles sensibles. Es importante proteger a los niños de los rayos del sol durante todo el año y hacer especial hincapié en las partes más delicadas.
  • Abrigarse en exceso suele empeorar los síntomas, ya que el sudor hace que la piel se irrite.
  • Cuidado con los tejidos. Los sintéticos y las lanas pueden producir reacciones alérgicas. Es preferiblemente usar tejidos de algodón y usar detergentes neutros, evitando el suavizante en la colada.
  • Gel de baño. Existen en el mercado geles que no contienen jabón, ya que este reseca mucho la piel. Los productos que se usen deben de ser hipoalergénicos y no llevar perfumes.
  • Mantener la humedad en las habitaciones sobre todo en invierno, ya que la calefacción reseca el ambiente y lo hace perjudicial para la dermatitis.
Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.