Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Dormir bien: sinónimo de felicidad

Niña feliz después de dormir

Niños y bebés felices, papás felices
Que dormir mucho es bueno es algo que todos conocemos. Por experiencia propia sabemos que dormir lo suficiente nos llena de energía y aumenta nuestro bienestar y que cuando dormimos poco solemos estar más irritables y todo lo vemos de forma más negativa. En el caso de los niños, esta situación cobra más importancia. La cantidad y calidad del sueño hace que el niño esté más tranquilo y aumente su felicidad.

Dormir poco, poco saludable para los niños
Pero, ¿qué pasa cuando un niño no duerme lo que debería? Según señalan los expertos dormir menos de lo necesario puede tener efectos adversos en el desarrollo y en el bienestar de los más pequeños. Afecta a su estado de ánimo (tienen peor humor y están más inquietos e irritables), y según crecen, puede afectar a su rendimiento escolar. Además, tener una mala higiene del sueño durante largos periodos repercute negativamente en su crecimiento. Pero, además, dormir poco está asociado con el sobrepeso, de hecho los investigadores han concluido que dormir una hora diaria menos de lo debido hace que aumente el índice de masa corporal de los niños.

Lo que necesita dormir un niño según su edad
Los expertos señalan que un bebé debe dormir alrededor de 16 horas al día. Este tiempo se va reduciendo progresivamente según va creciendo. Cuando el bebé cumple un año debería dormir alrededor de 14, con dos años 13, a los cinco 11 horas y a los 9 años, 10. Para asegurarse que los bebés duermen lo suficiente deberemos observar cómo se encuentra el niño. No dormir cuando lo necesita suele provocar un efecto rebote. El niño se activa y se vuelve más irritable.

Consejos para que el niño duerma todo lo que necesita
Si tu hijo duerme menos horas de las que deberías durante un periodo prolongado de tiempo conviene preguntar al pediatra. La denominada “medicina del sueño” es relativamente reciente y el médico es el que debe valorar en cada caso si sufre un trastorno del sueño. La Asociación Española de Pediatría señala que aunque los bebés no tienen un ritmo regular de sueño hasta los 6 meses de vida aproximadamente, en España más de la mitad de los bebés de 6 a 12 meses ve interrumpido su sueño nocturno varias veces, reduciéndose estas interrupciones según el niño crece. Más allá de los datos, lo importante es establecer las medidas para que el niño duerma lo que necesita.

 
Te contamos qué puedes hacer para mejorar su descanso:

  • Establecer una rutina diaria y mantenerla más o menos fija todos los días. Baño, biberón, cuento y a la cuna. Se trata de establecer un patrón que haga predecible cuando es el momento de ir a dormir. Además, es importante respetar los horarios. Intentar, en la medida de lo posible, mantener todos los días la misma hora de acostarle.
  • No dejar la cena para justo antes de acostarse. La cena debería tomarla unas dos horas antes de ir a dormir.
  • Bajar el ritmo de actividad. Cuando se acerca la hora de dormir hay que centrarse en actividades relajantes, que preparen al niño para ir a la cama. Evita todo aquello que le pueda poner nervioso.
  • Prepara el cuarto para ir a dormir, cierra un rato antes las persianas para evitar que haya mucha luz y comprueba que la estancia está a buena temperatura, ni demasiado calor, ni demasiado frío. Un ambiente propicio ayuda a conciliar el sueño.
  • Aprender a dormir solo. El niño debe aprender a dormirse solo. Para ello, hay que dejarle en su cuna despierto y evitar dormirle en brazos. Acudir si el niño se inquieta o llora, pero para calmarle, no para dormirle.
Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.