Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Frustración: señal de crecimiento

Mamá ayudando a su hija a superar la frustración

A medida que el bebé va creciendo comienza a ser consciente de que es una persona independiente de ti y, como tal, quiere hacer las cosas por sí mismo. Cada vez acepta menos el control absoluto sobre todas las facetas de su vida: quiere reafirmarse y es muy sano que lo haga. Esa actitud de hacer las cosas como él quiere y por sí mismo es señal de que el niño está creciendo. Sin embargo, a esta edad se encuentra con muchas dificultades: no entiende bien las cosas aún, quiere hacer cosas que no puede hacer o que los adultos podemos ver como peligrosas… Su esfuerzo por ser independiente acaba la gran mayoría de las veces en frustración.

La frustración es una vivencia emocional que se presenta cuando un deseo, un proyecto, una ilusión o una necesidad no se satisfacen. Cuando esto pasa, surgen emociones como el enfado, la tristeza, la angustia… que según las personas pueden ser de mayor o menor intensidad. Aprender a tolerar esta frustración significa poder afrontar los problemas que se nos presenten a lo largo de la vida a pesar de las incomodidades que nos causen. Por lo tanto, es una actitud que se puede aprender y desarrollar.

Aunque la frustración es inevitable, cuando esta es demasiada puede ser perjudicial para la autoestima del niño y al revés, si damos al niño todo lo quiere para que no se frustre, no aprenderá a tolerarla y tarde o temprano se enfrentará a situaciones en las que no podrá tener lo que quiere y tendrá que lidiar con sus emociones negativas.

Cuando la frustración la causan los adultos. A menudo, las prisas, actúan de cortapisas en el sentido de independencia de los niños. Cuando él ve que se le fuerza a algo quizá se pare en seco y quiera hacer las cosas a su manera. Esto suele ser un punto de conflicto habitual en la crianza. Aunque muchas veces es inevitable, ya que habrá muchas ocasiones en las que sea necesario obligarle a hacer determinadas cosas aunque no quiera o evitar que haga cosas que pueden provocar un accidente, intenta en la medida de lo posible darle opciones de control sobre su vida. Si no puede coger una cosa, dale otra en su lugar. Cultiva el buen humor y la paciencia para que haga las cosas, todo lo que él vea como un juego será más llevadero para él y al final conseguirás que lo haga.

Cuando la frustración la causan otros niños. Los niños naturalmente buscan a otros niños para compartir juegos, pero incluso aunque se trate de muy buenos amigos, a menudo se frustran mutuamente o hieren sus sentimientos, ya que no saben ponerse en el lugar del otro. Les falta práctica para desarrollar sus habilidades sociales. Los adultos son los que deben explicar las cosas a cada uno para que no termine en una pelea a empujones.

Cuando la frustración la causan las cosas. A menudo este tipo de frustración es muy educativa. Todos hemos visto a algún niño pelearse con un juguete o con un objeto para que haga lo que él quiere. El niño está investigando las cosas que puede hacer o no hacer un objeto. Un poco de frustración de este tipo hará que el niño aprenda e indague, pero si se enfrenta a una tarea imposible, pronto abandonará. Intenta solo intervenir o ayudar cuando veas que el niño está superando su umbral de frustración y ya no avanza. Entonces mira cuál es el problema y dale una pista para que siga avanzando.

Cuando la frustración la causan su propio cuerpo. Cuando el niño intenta hacer algo que no puede hacer porque es demasiado pequeño, entonces necesita ayuda. Entonces no hay aprendizaje, solo se frustra y abandona. Lo más adecuado es que en la medida de lo posible coloques sus cosas a su medida. Colocar sus platos o vasos en una armario bajo de la cocina, poner un perchero en su habitación para que pueda colgar solo su abrigo… Cuanto más independiente sea más fácil será la vida en familia y aumentará su autoestima al ver que puede hacer cosas por sí mismo.

Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.