Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Hablar: la mejor estimulación para tu bebé

Madre habla con su bebé para desarrollar su lenguaje

El lenguaje es la base comunicativa de las personas y uno de los procesos de aprendizaje más apasionantes de la crianza de los niños. Comienza a desarrollarse desde que nace, ya que mucho antes de pronunciar su primera sílaba, el bebé escucha cómo hablamos, observa los ritmos del lenguaje y va integrándolos en su memoria. En estos primeros momentos es fundamental el papel que juegan las personas que pasan más tiempo con el niño. Si hablan a menudo al bebé e interactúan mucho con él le están dando una oportunidad única de estimular su cerebro y contribuir a desarrollar una parte esencial de su crecimiento.

El prestigioso psicólogo estadounidense B. Frederic Skinner sostuvo que “la actitud de los padres no debe ser pasiva” ya que el medio que rodea a los niños tiene un papel clave en el desarrollo de los pequeños. Estimular las capacidades lingüísticas es importante porque el lenguaje es una de las claves de la vida psíquica de las personas y una herramienta para pensar que contribuye al desarrollo de la inteligencia. Además, es fundamental para desarrollar las relaciones sociales, por lo tanto, contribuye enormemente al bienestar social y afectivo de los más pequeños. Cuando existe alguna deficiencia, ésta puede afectar a áreas cognitivas, emocionales, conductuales o a las habilidades sociales.

Hasta los dos años, los niños están en una etapa que se considera prelingüística. En esta etapa los niños aprenderán que las palabras tienen un significado. El bebé se comunica a través de la mirada, el llanto, los gestos y las expresiones faciales. Comienzan pronto a emitir sonidos, estos primeros balbuceos son muy importantes porque es la base de lo que vendrá más tarde. Responder al bebé en estos momentos es esencial para animarle a desarrollar el lenguaje. Pronto llegan las primeras sílabas pa-pa y las primeras palabras: agua, mamá… y entiende que la emisión de los sonidos tienen significado y que decir determinadas palabras hace reaccionar a los demás. A partir de ahora, los sonidos que emite serán cada vez más precisos. Desde que surge la primera palabra, el desarrollo es enorme e imparable. En pocos meses, los bebés comienzan a ganar vocabulario y con el tiempo pronunciarán su primera frase.

Hay que tener en cuenta que aunque existen unas etapas generales, cada niño sigue su propio ritmo y no existen reglas fijas. Conviene saber que, por lo general, las niñas empiezan a hablar antes que los niños y que los que tienen hermanos mayores también comienzan antes, ya que reciben estimulación adicional de sus hermanos.
 

Pero, ¿qué podemos hacer los padres para estimularle?
A pesar de que hablar es un proceso natural que todos los niños alcanzan, los adultos podemos hacer mucho para estimular el lenguaje. Estas son algunas pautas que ayudarán a los bebés a desarrollar el lenguaje.

  • Habla con el bebé, responde a sus balbuceos. La interacción con tu bebé es fundamental para incentivarle a que se comunique y sienta la necesidad de comunicarse. Cuanto más le hables, más estimulación recibirá y mejor adquirirá el lenguaje. Mírale atentamente cuando te habla y muéstrate interesado cuando intenta decirte algo.
  • Utiliza las canciones populares. Las canciones tradicionales, que se basan en la repetición y en rimas fáciles son una buena forma de ayudar a desarrollar el lenguaje de los más pequeños. El cancionero popular está lleno de ellas. Algunos ejemplos son “cinco lobitos” o “palmas, palmitas” donde además de cantar y de usar las manos, son una buena forma de estimularles porque centran la atención del bebé y lo incitan a repetir.
  • Dile el nombre de las cosas para que lo aprenda. Aprovecha cualquier oportunidad para nombrarle las cosas por su nombre. Si te señala algo, dile el nombre para que vaya esforzándose en llamar a las cosas correctamente. Cuando diga algo bien, refuérzale. Puedes decirle, “sí, es un coche”. Si vas a dar un paseo, aprovecha para que aprenda cosas nuevas. Siempre que se fije en algo habla con él, dile lo que es y aprovecha para que su vocabulario aumente.
  • Evita hablar como un bebé. No infantilices al niño, hablándole como si fuera un bebé. Utiliza un lenguaje y tono normal, intentando mantener una conversación con él aunque no te pueda responder. Procura hablar despacio con entonación, pero no hables como ellos, utiliza tus expresiones y palabras para que los pequeños las aprendan.
  • Cuida tu lenguaje, los niños y niñas aprenden por imitación, aprenden a hablar y a expresarse imitando a las personas cercanas que escuchan.
Volver

2 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.