Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

La importancia de cuidar la salud de los ojos

Niña haciendo una revisión de los ojos en la consulta de un oftalmólogo

Problemas de aprendizaje por una mala visión
Es uno de las causas de fracaso escolar temprano, sin embargo, en España, uno de cada cuatro niños en edad escolar tiene problemas de visión sin diagnosticar. La detección precoz de los problemas de la vista es clave para su futuro, ya que parte de su desarrollo viene del hecho de que vean correctamente. Por esa razón es fundamental que en los primeros años los niños se hagan revisiones anuales para prevenir y resolver cualquier dolencia visual.

Cuidar la salud de los ojos desde el nacimiento
La salud ocular debe cuidarse dese el nacimiento para evitar problemas que pueden arrastrarse toda la vida. A pesar de las recomendaciones, estudios recientes aseguran que la salud ocular no se valora lo suficiente. Según señala el Consejo General de Ópticos Optometristas la mitad de los escolares que necesitan gafas no han sido diagnosticados y un 30% de ellos manifiesta otros síntomas, como la falta de concentración, que nunca llegan a relacionarse con la vista.

Niños, cada vez más expuestos a pantallas
Hoy en día los niños y niñas aprenden a leer y escribir mucho antes que lo hicieron las generaciones anteriores, además, hoy en día se hace un mayor uso de pantallas desde los primeros años. Esto hace que los problemas visuales cobren en el presente una importancia cada vez mayor. Te contamos qué señales nos indican que un niño no vea correctamente y cuándo debemos acudir al especialista.

 
Cómo detectar un problema de visión
Hay señales que nos pueden ayudar a detectar si un niño sufre problemas de visión. Algunos son claros y otros no tanto, pero ante la duda lo correcto es siempre consultar con el pediatra, que nos derivará al especialista cuando lo considere oportuno.

  • El niño desvía los ojos hacia fuera.
  • Se acerca demasiado a los juguetes o a los cuentos.
  • No calcula correctamente las distancias.
  • Entrecierra un párpado o los dos.
  • Se frota repetidamente los párpados.
  • Tuerce la cabeza cuando ve un libro o fija la visión en un punto.
  • Se queja de visión borrosa o de dolor de cabeza, principalmente cuando hay poca luz o está muy cansado.

Según va creciendo estos problemas son más notorios. Pero sobre todo si hay antecedentes familiares de miopía, hipermetropía o astigmatismo se hace necesario hacer revisiones periódicas, sobre todo desde los 3 o 4 años hasta los 8 y, luego, cada dos años hasta los 18 años.

Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.