Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

La inteligencia del bebé en los primeros meses: cómo fomentarla

Los estímulos son fundamentales en los primeros años
Aunque todos partimos de una inteligencia de base, nosotros podemos potenciarla, ya que el intelecto no deja de desarrollarse desde el nacimiento del bebé. Desde el principio, el niño se vale de las herramientas que él mismo tiene a su disposición: llevarse objetos a la boca, succionar…, hasta hacer movimientos repetitivos o empezar a garabatear. Son acciones todas ellas de las que se sirve el cerebro del bebé para desarrollarse cada día. Sin embargo, poco a poco, el juego se convierte en el protagonista del aprendizaje, y en ese momento, interactuar con el bebé, pasando ratos y compartiendo sus logros con él, es un estímulo sin igual para fomentar su inteligencia.

 
La inteligencia es la capacidad de resolver problemas
La inteligencia de las personas comienza al nacer y se desarrolla poco a poco. Se pone de manifiesto en la conducta, que va cambiando según la edad. En este sentido, uno de los más grandes estudiosos de la inteligencia en los niños, el psicólogo Jean Piaget, dividió el desarrollo intelectual en cuatro etapas: sensomotriz (hasta los dos años), el pensamiento preoperatorio (de los dos a los seis), operatorio (de los seis a los 12) y la fase del entendimiento formal (a partir de los 12 años). Podemos decir que la inteligencia es la capacidad de entender, asimilar, elaborar información y usarla para poder resolver un problema.

 
Cómo fomentar la inteligencia hasta los dos años
Como señala Jean Piaget, la inteligencia en esta etapa está muy ligada al desarrollo psicomotor. Los niños, a través de la experiencia sensitiva, van tomando conciencia de sí mismos y del entorno. En esta etapa es clave el reflejo de succión, que les permite alimentarse; se llevan objetos a la boca para tener información sobre ellos y aprender a hacer presión con los dedos y sostener objetos. El desarrollo psicomotor es clave porque les da herramientas para experimentar y explorar el mundo que les rodea. En esta etapa, la nutrición, el sueño y el entorno, influyen mucho en el niño. El niño recibe información del exterior a través de la experiencia que cogen a través de su cuerpo.

Después del primer semestre, los bebés comienzan a realizar acciones repetitivas. Los niños empiezan a disfrutar de coger un objeto y soltarlo, para experimentar qué pasa. Este periodo se caracteriza por la semiintencionalidad, el bebé no hace acciones buscando una meta concreta, pero si provoca un cambio, repite la acción para conseguir el mismo resultado. En esta época aumentan los gestos, las sonrisas y la vocalizaciones, para ello tendrá que encontrarse con ambiente afectuoso.

 
Claves para fomentar la inteligencia
Un buen ambiente y estimulante es fundamental para que el cerebro del niño se desarrolle según todo su potencial. Te damos algunos consejos:

  • Propicia los momentos de juego. El juego es fundamental para el aprendizaje y el desarrollo del pensamiento. Prepara un espacio cómodo y seguro y deja que juegue a ratitos. Podemos fomentar su imaginación ofreciéndole materiales u objetos que tengamos en casa: una caja, una cuchara de madera, distintos tejidos para que los coja y note la diferencias…
  • Permíteles probar. Déjale que coja cosas, siempre que no sean peligrosas, y que experimente con ellas. Los niños disfrutan experimentando, incluso déjale que coja los alimentos con las manos. Estas acciones hacen que el niño aprenda y acepte mejor las comidas nuevas, además de ofrecerle mucha información del entorno.
  • Ofrécele momentos de calidad. Háblale, cántale, baila con él… estas interacciones le llenarán de alegría y fortalecerá vuestro vínculo a la vez que le ayuda a fortalecer su cerebro.
  • Ponle mucha música. La música ayuda a realizar conexiones neurales, más allá de estimularle o tranquilizarle cuando lo necesita.
  • Promueve que sea autónomo. Al ganar autonomía el niño adquiere nuevas habilidades, lo que mejora su autoestima y sus ganas de aprender. Todo lo que pueda hacer él solo, permítele que lo haga.
Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.