Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

La música y su importancia en la estimulación temprana

Un bebé con cascos escuchando música

La introducción de la música en la educación tiene enormes beneficios que perduran durante toda la vida de una persona. Según señala el informe “Buenos días creatividad”, elaborado por la Fundación Botín, tener una educación rica en arte mejora el rendimiento académico del niño y aumenta sus habilidades sociales. La música fomenta la creatividad, una característica que se perfila como una de las figuras clave en el desarrollo personal y profesional del futuro. Se ha constatado que las personas creativas son capaces de afrontar retos de una forma más eficiente, y es por esta razón que su fomento se está convirtiendo en uno de los objetivos fundamentales que tratan de conseguir tanto los profesores como la comunidad educativa.

 

A que edad hay que empezar:

Conscientes de que la música es un elemento indispensable en el desarrollo de las personas, los profesionales han apostado por introducir su aprendizaje en las escuelas infantiles o guarderías desde temprana edad. La música ha tenido desde su implantación una muy buena acogida entre profesores y padres y poco a poco se está convirtiendo en una actividad muy demandada, por lo que muchas escuelas infantiles han decidido introducir su práctica en el día a día del niño. Las canciones populares y rimas son imprescindibles para el fomento del habla y su repetición, que tanto gusta a los más pequeños, estimula la alfabetización y aumenta el nivel de concentración de los niños.

Además, la música también estimula la expresión corporal. Los niños adquieren ritmo y aprenden a conocer su cuerpo a través del canto y del baile.

 

Actividades para realizar con música:

Los beneficios que reporta la música a los niños son muchos y entre ellos se encuentra que proporciona tranquilidad y les calma en momentos de estrés, estimula su inteligencia emocional, ayudando a los pequeños a relacionarse con los demás, y proporciona un mayor sentido del equilibrio, fundamental cuando empiezan a andar. Además, cuando esta actividad se comparte con padres o cuidadores, fortalece los lazos emocionales entre ellos. Pero, ¿cómo podemos incluirla en el día a día de los niños?

 

Dependiendo de la edad se pueden hacer distintas actividades:

  • Antes de nacer. El oído es el sentido que se desarrolla en primer lugar. Existen numerosos estudios que señalan que los bebés escuchan e identifican sonidos cuando están dentro del útero, de ahí la importancia de hablarles y de ponerles música. Existen en el mercado cinturones musicales para realizar esta labor. Pero cuando la madre pone música de ambiente, el bebé tambiénla escucha. Lo más acertado es poner una música que le guste a la madre, porque si esta se relaja y disfruta, el bebé lo sentirá también y lo experimentará como una vivencia agradable. Independientemente de los gustos de la madre, los expertos recomiendan elegir melodías tranquilas y relajantes.
  • Los primeros meses. Durante los tres primeros meses, es aconsejable ponerles temas instrumentales y melódicos, que le recuerden los latidos del corazón de la madre y que les ayude a relajarse. Mejor las melodías cortas y pausadas. Existen discos pensados para estos momentos, que introducen compases cortos o sonidos calmantes.En estos primeros meses, también es muy recomendable cantarles. Canciones de nanas o canciones inventadas para introducir rutinas. Como la hora de dormir, la llegada de la comida…Hay que tener en cuenta que conviene diferenciar entre piezas de música tranquilas, que pueden ir destinadas a momentos que inviten al relax y otras más movidas que pueden usarse para actividades lúdicas donde queremos que los niños se diviertan y disfruten.
  • Según se vayan haciendo mayores. Introducir la música en los juegos o apuntarse a un grupo de musicoterapia es una buena forma de fortalecer los lazos con el bebé. La música es una conductora ideal para introducir actividades en la escuela, para enseñar a los niños a recoger y para introducir rutinas de una forma lúdica. Además, poco a poco, conviene utilizar el movimiento. Primero, mediante un suave y rítmico balanceo y poco a poco como una actividad más, que libera tensiones y ayuda a los pequeños a tomar conciencia de su propio cuerpo.
Volver

5 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.