Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Meditación en niños: una técnica llena de ventajas

Mamá practicando meditación con su pequeña

Aprender a meditar es aprender a centrar la atención en algo concreto, un pensamiento, nuestra respiración, nuestro cuerpo… con el objeto de calmar la mente. Hoy en día, vivimos en una sociedad sobrecargada de estímulos sensoriales: juguetes llenos de luces y colores, una gran variedad de dibujos para los más pequeños, juegos de ordenador… Ante tanto bombardeo audiovisual, la práctica de la meditación se convierte en una fabulosa herramienta para volver la mirada hacia nuestro interior y conectar cuerpo, mente y alma para estar en paz con uno mismo. Además, para los más pequeños es una forma de mejorar su atención y su capacidad de aprendizaje.

Como cualquier actividad que ellos realizan, la meditación debe ser vivida como un juego, existen talleres adaptados a la edad de los niños que la están practicando y que hacen actividades basadas en el juego. Los expertos señalan que se puede empezar a practicar a partir de los tres años y si se hace en grupo estos deben formarse por edades. El fin de la meditación es que el niño disfrute de la actividad y poco a poco encuentre el placer de la tranquilidad que supone focalizar la atención en un pensamiento u objeto.

Los beneficios de la meditación en adultos están comprobados y avalados por numerosos estudios. Según un estudio publicado por la Universidad de Yale, gracias a las imágenes del cerebro captadas en distintas resonancias magnéticas se comprobó la utilidad de la meditación para reducir el estrés y para mejorar las capacidades cognitivas. Además, se ha demostrado que practicar esta técnica durante al menos ocho semanas mejora áreas cerebrales relacionadas con la memoria, la autoconciencia y la empatía. Todos estos beneficios los pueden aprovechar los niños, que pueden ver mejorada su salud física y emocional. La meditación es un hábito muy saludable para aprender a relajarse físicamente y conocerse más a uno mismo, lo que les permite reducir los miedos, desarrollar la memoria y tener una mayor estabilidad emocional a medio y largo plazo.

 
Estas son algunas razones para practicar la meditación:

  • Estará más tranquilo. Es el efecto más inmediato de la meditación. Así reducirá el estrés y dormirá mejor.
  • Controlará mejor la impulsividad y gestionará mejor sus emociones. Además, desarrollará más capacidad para aceptar lo que ocurre, lo que le hará más capaz de enfrentarse a las frustraciones.
  • Se concentrará mejor y aumentará su autoestima y confianza en sí mismo.
  • Mejorará su sistema inmunológico.
  • Será más responsable, tanto en el plano emocional como material y sentará las bases de una madurez más sólida.

¿Dónde y con quién practicarlo? Para meditar hay que buscar un lugar tranquilo y sosegado, sin distracciones externas, sobre todo al principio, pero lo más importante es que para meditar se necesita de un adulto que sepa guiar a los niños. Los padres o familiares también pueden practicarla con sus hijos, pero antes deben recibir una pequeña formación que les indique qué ejercicios hacer y cómo llevarlos a cabo según la edad de los niños.

Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.