Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Niños: 5 formas de aumentar su autoestima

Mamá jugando y dando cariño a su hijo

Lo que una persona piensa de sí misma y cómo se valora se conoce como autoestima y esta se va construyendo a lo largo de los años a través de las experiencias y relaciones que el niño establece con los demás.

La Asociación Española de Pediatría afirma que los niños que tienen alta autoestima, se sienten bien consigo mismos, aprenden a diferenciar las cosas que hacen bien de las que hacen mal. La autoestima es fundamental para establecer relaciones entre iguales, para participar en actividades y afrontar retos. Los niños que tienen una elevada autoestima son, por lo general, más responsables, más autosuficientes, tienen más empatía (capacidad para ponerse en el lugar del otro) y más asertividad (capacidad de defender sus propios derechos respetando a los demás y sin dejarse manipular por los demás).

La autoestima de los niños nace en primer lugar de la relación afectiva que tiene con los adultos encargados de su crianza, que suelen ser los padres. Son ellos los que deben estar atentos al desarrollo de los niños y a las señales que pueden indicar que el niño no está ganando toda la confianza que debiera para adoptar las pautas necesarias y que el niño crezca seguro y confiado. Aunque es una gran responsabilidad, te mostramos algunos consejos para lograr que tu hijo tenga buena autoestima.

 
Cómo identificar la baja autoestima
Existen algunas señales que pueden darnos pistas sobre si la autoestima de los niños no es tan alta como debiera:

  • El niño se muestra retraído a la hora de participar en actividades propias de su edad por miedo a fracasar.
  • Su conducta es a menudo agresiva o demasiado tímida.
  • El niño tiende a frustrarse con facilidad.
  • Está atento a lo que los demás piensan de él y toma sus decisiones teniendo en cuenta la opinión de los demás.
  • Ante los “errores” tiende a engañar o a echar la culpa a los demás.

Hay que tener en cuenta que cuando niño percibe o vive situaciones repetitivas como si fuesen fracasos y no recibe protección por parte de su entorno puede desarrollar baja autoestima. El niño ante determinados problemas de aprendizaje puede empezar a tener problemas de conducta para de esta forma “camuflar” que no consigue el resultado esperado. Hablar con sus tutores sobre la evaluación de los niños es clave para detectar a tiempo dificultades que puedan dañar la autoestima de los pequeños.

 
Cómo fomentar su autoestima

  • Dosis de cariño. Dedicar tiempo de calidad es uno de los mejores regalos que podemos dar a los niños. Los pequeños necesitan durante toda su infancia estar con sus padres y pasar tiempo con ellos. Demostrarles afecto, ya sea de palabra o hechos y ser escuchados cuando les pasa algo, son buenos puntos de partida para que el niño desarrolle pensamientos positivos, fuente a menudo de un estado emocional de felicidad. Cuando tengas que reprenderle, recuérdale que es su comportamiento lo que no te gusta, no su persona.
  • Ofrecerle seguridad e independencia. Cuenta con él para realizar las tareas diarias y anímale a que haga las cosas por sí mismo. Cuando lo consiga se encontrará enormemente satisfecho. Elógiale por lo conseguido y dale ánimos para que siga intentándolo en el caso de que no lo consiga. Déjale que cometa errores, los errores son lecciones valiosas y anímale a intentarlo de nuevo.
  • Buena comunicación. Propicia situaciones en los que se pueda dar el diálogo, y foméntalo siempre. Escúchale activamente y mírale a los ojos cuando te quiera contar algo. Evita la comparación y procura educar en el respeto a los demás, en la cooperación en lugar de en la competición. Si no puedes dedicarle toda tu atención, díselo y aplázalo para otro momento más oportuno.
  • Reconocer el esfuerzo. Los niños tienen que afrontar retos y pasar a veces por situaciones que les cuesta superar, para ellos supone un reto empezar a saltar o escribir su nombre. No olvidéis reconocer su esfuerzo y ponerlo en palabras. Hay que evitar resolver los problemas de los niños, educar es darle herramientas para que él solo vaya encontrando soluciones. La sobreprotección a menudo daña la autoestima de los hijos y los hace más vulnerables.
  • Aceptación incondicional. Los niños deben ser aceptados tal y como son, con sus virtudes y sus defectos. Elogia las cosas positivas, si puede ser delante de otros. Los niños deben sentirse valorados, para ello, nada mejor que ofrecerles gestos y palabras que les refuercen emocionalmente (un beso, un abrazo, una frase recordándole lo orgullosos que estáis de él…).
Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.