Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Niños agresivos: ponles freno

Reacción agresiva de una niña con su hermanito pequeño

Alrededor de los dos años, algunos niños comienzan a usar la violencia para conseguir lo que quieren. Aunque este hecho puede desconcertar a los padres, que hasta ese momento no han visto ninguna reacción agresiva en sus hijos, en estas edades forma parte del normal desarrollo del niño. Hay que tener en cuenta que con dos años los pequeños no han desarrollado las habilidades lingüísticas que les permiten solucionar los conflictos de forma dialogada y son muy dependientes aún e incapaces de controlar sus impulsos. A pesar de encontrarse dentro de lo normal, padres y profesores deben poner límites ante ese comportamiento cuanto antes para evitar males mayores.

Te mostramos algunas pautas para conseguir que poco a poco los niños dejen a un lado los comportamientos agresivos y encuentren otras formas de resolver los conflictos:

  • Reprende al niño de inmediato. Aunque sea pequeño, el niño debe saber que agredir a otra persona no está bien. Haz hincapié en que lo que está mal es el acto de pegar, no el sentimiento de sentirse furioso o enfadado.
  • Habla a menudo sobre sentimientos. Es necesario que el niño aprenda a identificar sus propios sentimientos y a ponerles nombre, esta es una enseñanza que a largo plazo le hará un gran bien en su bienestar emocional. En la escuela infantil se pueden trabajar los distintos sentimientos que existen, y también se puede hacer en casa. Existen cuentos orientados para niños que explican los distintos sentimientos. Sin duda, les ayudará a ir poniéndoles nombre y a saber manejarlos con el tiempo.
  • Recuerda que los padres y los adultos son un modelo a seguir, así que no te enfrentes ante sus agresiones con violencia o gritos. Cuando se produzca la agresión es importante mantener la calma. Si el niño ve que tú puedes controlar tu enfado el verá que debe aprender a hacerlo. Apártalo si es necesario y luego, una vez que se haya tranquilizado, puedes explicarle qué ha hecho mal y qué comportamientos no le vas a permitir.
  • Pon más hincapié en los buenos comportamientos que en los malos. Muchas veces, el niño quiere llamar la atención con la violencia, así que céntrate en atender al niño agredido y realiza una acción disciplinaria con el agresor, sin dramatizar en exceso.
  • Si es un niño o niña muy movida, proporciónale la oportunidad de que descargue su energía con actividad física. Promueve actividades que le hagan saltar, correr, hacer volteretas…
  • Cuidado con la televisión y los videojuegos. Algunos de ellos, aunque estén destinados para un público infantil abusan de la violencia. Intenta supervisar lo que ven y rechaza aquellos que usen la violencia para resolver conflictos. Recuerda que el exceso de golpes, luchas… mostradas en los dibujos puede llegar a insensibilizar al niño frente a espectáculos violentos.
Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.