Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Niños: alimentos hidratantes para vencer el calor

Una niña sostiene un bol de fresas

Hidratación: clave para evitar los efectos nocivos del sol
Con la llegada del calor y las altas temperaturas conviene extremar las precauciones para que los niños se mantengan hidratados y no sufran de insolación o un golpe de calor. Para ello, tomar suficiente líquido es imprescindible, ya que según los grados de temperatura que haya, el nivel de humedad o la actividad física que se realice, las necesidades de niños y mayores pueden duplicarse respecto a las épocas de frío.

Niños y mayores son los dos grupos de población más vulnerables a sufrir deshidratación, por esta razón hay que estar especialmente atento a los síntomas: cansancio, somnolencia, sudoración excesiva, aceleración del ritmo cardiaco, dolor de cabeza… sobre todo para evitar el conocido como “golpe de calor” que ocurre cuando el cuerpo no es capaz de mantener la temperatura corporal adecuada a las necesidades del organismo.

Beber más cantidad, pero a pequeños intervalos
Con la llegada del calor, las necesidades de hidratación llegan a duplicarse, sin embargo, según los estudios realizados al efecto, “dos de cada diez personas no aumentan la ingesta de líquidos durante esta época”. Y si bien es verdad que muchas personas aseguran no haber sufrido nunca deshidratación, sí reconocen que han padecido alguno de estos síntomas derivados de la falta de líquido.

Además, durante la época estival proliferan los casos de diarrea o gastroenteritis, o la fiebre, dolencias que se dan con mayor frecuencia en los primeros años. En estas circunstancias, se hace imprescindible la ingesta de líquidos para recuperarse antes.

 
Te contamos algunas recomendaciones para mantener a los niños hidratados, ayudándote de los alimentos ricos en agua:

  • Dar preferencia en la dieta a los alimentos con alto contenido en agua, como frutas y verduras. Recuerda que la fruta debería ser la primera opción como tentempié entre horas, a media mañana y en la merienda. Frutas típicas veraniegas como la sandía, el melón o el tomate, son ricas en agua y se pueden tomar en una gran cantidad de elaboraciones. Además, las fresas y las cerezas también son ricas en agua y poseen vitaminas y fibra.
  • Atención a las cantidades. Según la edad, se necesita una mayor o menor cantidad de líquido. De forma general los niños entre 6 meses y dos años deberían ingerir diariamente entre 800 ml y 1200 ml, y desde los dos años hasta los 8 unos 1.500 ml. Para lograrlo, podemos recurrir a caldos, polos caseros, granizados, batidos…
  • La forma de hidratarse. Es mejor tomar alimentos ricos en agua con frecuencia y en pequeñas cantidades. Tomarlos por la mañana o a media tarde es mejor para evitar los “escapes” por la noche, si el niño ya ha abandonado el pañal. En cuanto a la bebida, siempre priorizar el agua a otras bebidas que pueden contener un exceso de azúcares que no son saludables para una dieta infantil. Para ello, ten siempre que puedas a mano un botellín con agua.
  • Ofrecer pequeños snacks como rodajas de pepino con un poquito de sal (el pepino posee 96% de agua y nutrientes como potasio, vitamina C y fibra) o trocitos de manzana (la manzana contiene 86% de agua) ayudan a mantenerse hidratado sin darse cuenta. Son alimentos que poseen muchas vitaminas y una gran cantidad de agua, lo que les hace muy beneficiosos para la dieta.
  • Vegetales de hojas verdes. No es de extrañar que en verano optemos por las ensaladas: ya que refrescan y aportan agua. Si el niño la rechaza, déjale probar los ingredientes por separado y muéstrale cómo todo junto tiene un sabor también muy rico. La lechuga aporta un 95% de agua, es rica en vitamina A y C (beneficiosas para el cuidado de la piel), posee minerales, antioxidantes, y nutrientes que ayuda a la desintoxicación gracias a su efecto de eliminar las toxinas e impurezas, preservan la memoria y mantienen una visión sana. Además, otros vegetales ricos en agua son: acelgas, borrajas (que superan el 94% de agua), calabacín (94,6%) y espárragos verdes (92,8%).
Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.