Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Niños responsables, adultos felices

Bebé ayudando a su mamá en la cocina

¡Por fin llegó el verano! Ahora es el momento perfecto para establecer rutinas en casa ya que disponemos de más tiempo para dedicar a los pequeños que en otras épocas del año.

Las comodidades con las que se están criando nuestros hijos son mucho mayores que las que teníamos nosotros cuando éramos pequeños y ello lleva aparejado que en muchas ocasiones los niños se hayan acostumbrado a llegar a casa después del colegio, escuela infantil o guardería sin ningún tipo de obligación. Dejan su ropa, sus zapatos y su mochila tirada, comen y dejan el plato sobre la mesa y de nuevo, preparados para jugar. En todas estas tareas, los padres tenemos una responsabilidad. Enseñarles que para que la convivencia en una casa sea apacible, lo mejor es que cada uno tenga sus propias responsabilidades. Incluso desde muy pequeños, cuando el bebé empiece a andar, se le puede dar su pañal para que lo tire en la papelera o enseñarle a meter su ropa sucia en el cesto para lavar.

 
¿Por qué es necesario fomentar las responsabilidades en los niños?

  • Los niños que de pequeños se han acostumbrado a tener sus propias responsabilidades en casa son adultos más independientes y proactivos.
  • Cuando los niños son responsables de sus cosas el ambiente general de la casa se ve favorecido. Los padres estamos a menudo cansados y si desde que los niños son pequeños tenemos que encargarnos además de nuestras cosas, de las de toda la progenie, llegará un momento tarde o temprano en el que empezaremos a ver estas tareas como una carga extra difícil de llevar.
  • Los niños que no adquieren responsabilidades en casa tienden a respetar poco a los demás. Consideran que no es su obligación e incluso llegan a pensar que es la de sus padres.
  • La falta de responsabilidad de los hijos puede afectar a las relaciones de pareja, ya que provoca situaciones de tensión que fácilmente se trasladarán a todas las situaciones familiares.

 
Las ventajas de la responsabilidad son numerosas y una de las mejores formas de conseguirla es fomentando que colaboren en casa. Las razones de porqué los niños deben colaborar en casa, independientemente de la ayuda exterior que tengamos, son éstas:

  • Les ayuda a descubrir las ventajas del orden y de la limpieza y el sentido de la responsabilidad que plasmará también en otros ámbitos, como la escuela.
  • Los niños aprenden a tomar decisiones por ellos mismos y, por tanto, aumentarán su independencia.
  • Con la independencia, aumentará su autoestima y su sentimiento de pertenencia a una familia, lo que hará que se sienta más querido.
  • Siendo responsable de sus cosas, recogiendo, manteniendo un orden… descubrirá que los logros requieren esfuerzo y aprenderá a valorar el trabajo de los demás.
  • Si conseguimos que ayudar en casa sea parte de sus rutinas, mejorará su coordinación corporal y su comprensión lingüística.
  • Si los niños son responsables y colaboran en casa la familia en general se verá beneficiada.

 
Pero, ¿cómo conseguirlo?
Por todo lo dicho, fomentar la responsabilidad de los niños involucrándolos poco a poco en las tareas de la vida cotidiana debería ser el reto de todos los padres. Te mostramos algunas ideas para conseguirlo de una manera fácil:

  • Adecúa las tareas a la edad del niño. Indudablemente un niño de un año no puede realizar las tareas que lleva a cabo uno de cuatro. Adapta tus objetivos a lo que el niño puede hacer.
  • Comienza poco a poco. Ve introduciendo pequeñas tareas según su disposición y no las pidas todas el mismo día. Lo mejor, establecer una rutina diaria. Por ejemplo, después de comer, recoger el plato de la mesa y llevarlo al fregadero.
  • Elogia su empeño y no el resultado. Muchas de las tareas no estarán todo lo bien hechas que deberían. Recuerda que el niño está aprendiendo y que lo importante es que lo haga, no cómo.
  • Introduce la diversión siempre que puedas. Algunas canciones para recoger o lavarse las manos antes de comer son efectivas para que el niño afronte la tarea como un juego y no como una obligación.
  • Explícale el porqué de las cosas. Según va creciendo le puedes explicar al niño la importancia de mantener sus juguetes en orden o de que la ropa sucia no esté tirada en el suelo.
  • Da ejemplo. Si el niño se acostumbra a ver orden y limpieza en casa, le costará menos ser él mismo ordenado y limpio. Además, si ve que todos colaboran en el hogar, será más fácil para él aceptar que el mantenimiento familiar es cosa de todos.
Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.