Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Patata: una gran aliada de los más pequeños

Manos de niño sosteniendo una patata con forma de corazón

Una alimento que gusta prácticamente a todos los niños
Grandes y pequeños, incluso los niños que se niegan a comer alimentos variados no pueden resistirse al sabor de la patata. Este alimento sirve para preparar una gran multitud de platos, algunos de ellos, claves en nuestra dieta mediterránea. Su versatilidad, precio asequible y valor nutricional hace que sea uno de los tubérculos más consumidos y cultivados del mundo. Las primeras patatas se cultivaron hace entre 4.000 y 8.000 años en los Andes y fueron introducidas en el continente europeo por los conquistadores españoles.

La patata, un alimento con muchas propiedades
Las propiedades de la patata son muchas; cuenta con un elevado porcentaje de agua (77 por ciento aproximadamente), almidón, es rica en potasio (componente beneficioso para combatir la presión arterial), tiene vitamina C, es nutritiva y sabrosa y supone una fuente extraordinaria de hidratos de carbono. Según la forma en que la guisemos, el aporte calórico será mayor o menor. Sin embargo, las patatas no tienen grasa, sino que contienen la grasa que añadimos nosotros en el cocinado.

 
Te contamos cuáles son sus beneficios:

  • Fortalecen el sistema inmunitario. La patata contiene sustancias que refuerzan el sistema inmunitario, por lo que la hace ideal para tomar durante todas las épocas del año. Además, contienen fenólicos que protegen frente a enfermedades cardiovasculares y respiratorias.
  • Ricas en fibra. Es excelente para los niños que sufren estreñimiento, ya que ayuda a regular el tránsito intestinal.
  • Son saciantes. Hay que tener en cuenta que los niños se caracterizan por ser inquietos y por gastar mucha energía a lo largo del día, por lo que necesitan de un aporte energético suficiente. Por eso, la patata se convierte en uno de los elementos más adecuados para los más pequeños. Su poder saciente hace que tardemos más tiempo en sentir hambre, lo cual favorece que piquemos alimentos menos nutritivos entre horas.
  • Ayudan a mantener a raya el azúcar en sangre. Cuando están cocidas, la patata ayuda a regular el azúcar en sangre y disminuye las concentraciones de colesterol y triglicéridos.
  • Indicadas en gasto de gastritis. Hervidas, asadas o al vapor, son buenas cuando tenemos problemas de estómago.

El enorme juego que da la patata a la hora de guisarla, la facilidad con la que los niños aceptan este alimento y los beneficios que aporta, convierten a este alimento en un aliado imprescindible para la alimentación de tus hijos. La forma más saludable de cocinarla es hervida, asada o al vapor. Recuerda que muchas de las propiedades alimentarias de la patata se encuentran en la piel, por lo que siempre que sea posible es preferible cocinarla sin quitársela.

Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.