Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Recursos para el aula: cajas sensoriales

Un grupo de niños juega con una caja sensorial que contiene arena y objetos

Una actividad que fomenta la imaginación
Los bebés aprenden a través de los sentidos: gracias al oído y a la repetición de sonidos comienzan a hablar; al llevarse objetos a la boca sacan información del entorno: del olor, de la textura, de la forma… es la forma natural de aprender de los niños.

Las cajas sensoriales son una forma de trabajar con los niños el desarrollo de sus sentidos, además son una estupenda actividad para fomentar la imaginación, la concentración y la motricidad infantil de los niños pequeños. Estas cajas son fáciles de preparar y muy versátiles, ya que se puede ir variando su contenido con el tiempo o incluso hacer cajas temáticas (cambiándolas con las estaciones, con temas como la playa, la montaña…). Para ello solo necesitarás materiales que tengamos en casa o en la escuela infantil o colegio y que no sean peligrosos, es decir, que no sean tan pequeños que se los puedan tragar o meter por la nariz y que estimulen la imaginación: para ello hay que poner especial atención a las texturas, los colores, los olores, los sonidos… todo aquello que desarrolle los sentidos de los niños es bienvenido.

 
De qué se componen estas cajas
Aunque se llaman cajas sensoriales, no tienen porqué ser cajas, vale cualquier recipiente contenedor: puede ser una cesta de mimbre, una bandeja de plástico, una fuente… y podemos tener varias de diferentes tamaños donde haya objetos distintos.

Para rellenarlas podemos usar un elemento de base: bolitas de papel como el que se encuentran en los bolsos o también puede ser un material donde se entierren los “tesoros”: arena fina, pan rallado, incluso agua si es verano. Se trata de dejar que el niño experimente y toque los materiales, los entierre o los sumerja y se deleite en las sensaciones. Luego habrá que introducir los elementos elegidos, por ejemplo, si la temática es el otoño podemos poner elementos típicos de esta estación como las piñas, las nueces, hojas… o si es el hogar: pinzas para coger hielo, objetos de cocina que sean de madera, ovillos de lana…

 
La importancia de realizar esta actividad
Los beneficios de usar cajas sensoriales en el aula son múltiples. Te contamos algunos de ellos:

  • El niño al explorar y descubrir los pequeños “tesoros” que encuentra en las cajas adquiere habilidades motoras. Tiene que buscar el objeto, cogerlo, observarlo y volver a dejarlo.
  • Favorece la coordinación óculo-manual, una habilidad cognitiva esencial en el desarrollo que permite realizar acciones donde tenemos que usar los ojos y las manos simultáneamente.
  • Se trabaja la motricidad fina, clave para los posteriores aprendizajes, como la escritura.
  • Favorece las habilidades de juego y fomenta la imaginación y la curiosidad.
  • Ayuda a desarrollar habilidades sociales, importantes como base del trabajo en equipo.
  • Les ayuda a identificar temáticas: estaciones del año, el entorno en el que se vive: playa, montaña…
  • Se motiva el aprendizaje a través de la experiencia y el juego. Crea un sentimiento positivo hacia el aprendizaje y la experimentación con elementos seguros y a su alcance.

 
¿Cuándo introducir las cajas sensoriales en el aula?
Este tipo de actividad se puede introducir desde el momento en que el bebé es capaz de mantenerse sentado y se puede utilizar durante toda la educación infantil, ya que se puede usar para introducir conceptos matemáticos o de lengua (con letras de distintos materiales, por ejemplo). Cada educador debe ver el interés que tiene el grupo en este tipo de cajas e ir variando los materiales según los intereses de los niños.

También se puede usar para fomentar el sentido musical: introduciendo elementos como maracas, panderetas, cascabeles… Las temáticas para realizar nuevos aprendizajes son muy variadas y gracias a ellas se puede adquirir conceptos, vocabulario o usar estas dinámicas para desarrollar el juego cooperativo.

Usar los sentidos en el aprendizaje aumenta la capacidad de conocimiento personal, ya que da información sobre sensaciones. Además, desarrolla la imaginación y es muy beneficioso porque ayuda a compartir experiencias en grupo.

Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.