Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Reyes Magos, un momento ideal para fomentar la generosidad

Ilustración de los tres reyes magos

La llegada del año nuevo y la visita de Papá Noel y los Reyes Magos conlleva que los niños llenen sus vidas de ilusión y regalos. Una tradición extendida en la mayoría de los hogares españoles y que llena de alegría a niños y mayores, que ven como los primeros viven con intensidad estos días llenos de magia.

Los niños son quienes más disfrutan de la Navidad, y la noche de Reyes es para ellos el punto culminante. Sin embargo, y a pesar de la ilusión, no debemos convertir este día en una ocasión donde solo brillen los regalos. En nuestra mano está inculcarles el amor y la generosidad que suponen también estas fiestas y podemos animar a los niños a hacer sus propios obsequios, desprendiéndose de aquellos objetos con los que juegan menos para darlos a los más necesitados, o ayudarles para que hagan regalos manuales a las personas más queridas.

Muchos padres dudan a la hora de mantener esta tradición, consideran que fomentar estas fantasías no es bueno para los niños, porque una vez que descubren la verdad, los niños se desilusionan y pueden llegar hasta enfadarse con sus progenitores. La realidad es cada familia debe vivir las tradiciones según consideren que es lo más acertado para sus hijos, pero hay que tener en cuenta que lo más importante es que ambos padres estén de acuerdo, ya que actuar de forma conjunta ayudará al niño a vivir con seguridad las experiencias de la vida. Además, una buena forma de evitar problemas futuros es tratar de que el niño vea que es una tradición con muchos aspectos positivos, ya que fomenta la ilusión de los pequeños de la casa, clave para despertar su imaginación y creatividad.
 
Pero, ¿cuándo es el momento de contarles la verdad?

La infancia es el momento donde las ilusiones y las fantasías cobran más fuerza ya que es entonces cuando está funcionando el pensamiento “mágico” gracias al cual se atribuyen cualidades reales a los juguetes o a los personajes de ficción. Así, la fantasía de Papá Noel o de los Reyes Magos encaja perfectamente en su mundo infantil. El niño atribuye a los seres animados o inanimados características que les hacen humanos, en sus juegos hace que animales u objetos hablen y actúen como hacemos las personas y no se plantea si los personajes de los cuentos (fantasmas, hadas, monstruos, brujas, etc.) existen o no, simplemente los acepta dentro de su mundo y esto es muy sano ya que la imaginación y la fantasía son muy importantes en el desarrollo del psiquismo infantil.

Hacia los 6 años, el niño comienza a plantearse preguntas. El pensamiento se va haciendo poco a poco más concreto y realista. Por esta razón, un buen momento para sincerarnos con nuestros hijos sea alrededor de los 7 u 8 años, según la maduración del niño, ya que en torno a esta edad los chicos comienzan a desarrollar un tipo de pensamiento más abstracto y están mejor preparados para comprender la verdad. De hecho, muchas veces van sospechando la verdad… por ejemplo ven que Papá Noel tiene rasgos parecidos a los de su padre, descubren regalos escondidos unos días antes de la llegada de los Reyes Magos, escuchan a los adultos hablar sobre la compra de regalos. A veces incluso pueden llegar ellos mismos a la conclusión de que son los padres quienes compran los regalos.

Una vez que la familia decide poner a Papá Noel y a los Reyes en el lugar que les corresponde -el de un mito, una tradición o un juego-, lo mejor es explicárselo a los niños teniendo en cuenta su edad y sus características personales, de forma sencilla y clara. No existe una receta universal sobre cuál es la forma correcta de contarles la verdad. Lo importante es no dramatizar y contarles la historia según el estilo y las creencias culturales y religiosas de nuestra familia en particular.

En cuanto a utilizar los regalos de los Reyes Magos como amenaza para reclamar un buen comportamiento. Los expertos están de acuerdo: no conviene amenazar sobre algo que no se va a cumplir. Todos los niños reciben regalos. Además, cuando utilizamos estas estrategias no estamos ayudando a los niños a resolver los conflictos de una forma adecuada. Por todo ello, recomiendan transmitir a los niños una idea positiva de los Reyes Magos, que resulte beneficiosa para el desarrollo de su autoestima y que potencie su imaginación. Lo más acertado es considerar a estos personajes como seres mágicos y bondadosos, que hacen regalos a los niños por el mero hecho de ser niños, porque quieren verles felices.

En todo caso y sea cual sea nuestra forma de pensar conviene huir del consumismo excesivo: a menudo los padres creemos que cada vez que llega un nuevo juguete los niños son más felices. Sí que es verdad que recibir juguetes ilusiona, pero lo que más ilusiona a un niño es poder jugar con sus padres y hermanos y tener tiempo para disfrutar en familia de ratos intensos y exclusivos.

Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.