Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Sobrepeso: cómo ponerle freno

Niño con patinete y niña con bicicleta por un parque

Un problema con muchos factores asociados
La nutrición es un aspecto fundamental de la crianza de los niños que no solo se asocian a la cantidad y calidad de los alimentos que ingieren sino a otros muchos factores que tienen que ver con la actividad física que realizan, a las horas de sueño que diarias y a los hábitos alimenticios: no solo qué se come sino cómo se come. Compartir las comidas importantes en familia se ha visto que supone un freno a los malos hábitos que conducen al sobrepeso.

Uno de cada cuatro niños entre dos y seis años tiene sobrepeso y de ellos, el 6,7% obesidad. Son cifras preocupantes que niños tan pequeños tengan ya un peso excesivo. Tanto que la Organización Mundial de la Salud lo considera un problema de salud prioritario. En el mundo hay más de 40 millones de niños menores de cinco años con sobrepeso y afecta ya no solo a países con ingresos altos, sino también aquellos que tienen ingresos bajos y medianos, sobretodo en entornos urbanos.

 
Buenos hábitos en la mesa
¿Cómo saber si la forma de alimentar a nuestros hijos es la correcta? Para saber si nuestros hábitos alimenticios pueden conducir a que los niños sean adultos sanos y que se alimenten correctamente tenemos que tener en cuenta varios factores. Te contamos cuáles son.

 
Los factores que incrementan la obesidad
El primer problema al que nos enfrentamos con el sobrepeso es la propia percepción de los padres. Se calcula que un 42% de los adultos no tiene una percepción adecuada sobre el peso de sus hijos. De hecho, un 13% de los padres no son conscientes de que sus hijos padecen obesidad o sobrepeso, por lo que no toman medidas para paliarlos. Ante la duda, lo mejor es acudir al pediatra del niño para que oriente a los padres sobre las medidas que se deben tomar. En cualquier caso, ante la sospecha de sobrepeso conviene limitar las grasas y los fritos e intentar fomentar la actividad física para que este problema no vaya creciendo y el niño se mantenga sano y con un peso adecuado. Además, se deben tener en cuenta otros factores como:

  • Desayunar correctamente. Según los expertos, solo uno de cada cinco niños desayuna diariamente de forma adecuada. Es decir, con un lácteo, un cereal y una fruta. Además, uno de cada 10 menores españoles toman en el desayuno bollería industrial, una cifra que se duplica en el caso de la merienda. Estos son los alimentos menos sanos de todos por su alto contenido en azúcar, grasas saturadas y otros aditivos poco recomendados para los niños.
  • Número de horas de sueño insuficientes. Los niños pequeños deben dormir según su edad un número de horas adecuadas. Aunque de bebés se cumple, los niños progresivamente van durmiendo menos horas. Entre los 5 y los 10 años se debe dormir una media de entre 10 y 11 horas diarias. Después de esta edad y hasta la adolescencia, deben dormir 9 horas. Sin embargo, los estudios realizados al efecto señalan que la mayoría de los niños duermen menos horas de las recomendadas. La falta de sueño se relaciona con el sobrepeso, además de afectar al humor y al rendimiento escolar, entre otras cosas.
  • Poca actividad física. Imprescindible para conservar la salud y mantener el peso. Los niños deberían realizar al menos una hora diaria de ejercicios de intensidad moderada o alta. El ocio sedentario, cada vez más presente gracias a las pantallas, influye negativamente en el sobrepeso.
  • Comer juntos. La educación y la supervisión de los padres en las comidas hace que los niños sigan una dieta variada y equilibrada. Además, compartir la hora de la comida, sin pantallas (ni televisión, ni tablets ni teléfonos) ayuda a que los niños adquieran hábitos saludables en la mesa.
Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.