Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Tranquilidad: clave para fomentar la lactancia

Mamá da el pecho a su bebé

Una buena postura facilita la lactancia
Alimentar a un bebé es uno de los momentos más placenteros e íntimos que podemos tener con un bebé. Para poder realizarlo con plenitud es importante que pongamos énfasis en tener una buena postura, tanto si das el pecho a tu bebé con todos los beneficios que esto reporta como si optas por darle el biberón. Estar cómodos, colocar bien al bebé y elegir una postura que nos ayude a alimentar al pequeño de la forma más confortable para los dos es importante. Puedes estar sentada, tumbada, en vertical o reclinada. Pero no solo la postura, para alimentarlo debes escoger un momento tranquilo y donde haya pocas distracciones. Te contamos qué necesitas para disfrutar de la lactancia a la vez que creas un vínculo íntimo con tu hijo.

 
Piel con piel: intimidad con grandes beneficios
La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan el contacto piel con piel con los recién nacidos. Lo denominan el método canguro y aunque se utiliza prioritariamente para bebés que son prematuros, el contacto piel con piel se ha demostrado que fomenta la lactancia natural en los recién nacidos. Las ventajas de este contacto íntimo son muchas: disminuye el estrés y el sufrimiento que se produce tras el parto, favorece el desarrollo neurológico de los niños y refuerza el vínculo. Este método lo puede realizar tanto el padre como la madre y favorece las tomas frecuentes, ya que el bebé huele el pecho y pide comer. Por eso es importante tanto si se realiza en bebés enfermos como sanos.

 
¿Por qué es importante que el bebé se alimente en un ambiente tranquilo?
La Asociación Española de Pediatría señala que la lactancia materna está “considerada como el método de referencia para la alimentación y crianza del lactante y el niño pequeño”, esto es porque es el mejor alimento para el lactante, desde el punto de vista nutricional como emocional, ya que mediante la lactancia se establece una relación de apego seguro con el bebé, esencial para que el niño se desarrolle de una forma independiente y segura.

Buscar un espacio cómodo, que invite al sosiego es fundamental para disfrutar de este espacio íntimo que se produce entre el bebé y la persona que lo alimenta. El bebé, mientras recibe el alimento es muy susceptible al estrés y esto puede dificultar su correcta alimentación. Por eso, ir sin prisas, estar bien y disfrutar del momento es esencial para que la lactancia se desarrolle correctamente. Además, conviene descansar a mitad y final de la toma y favorecer la expulsión de gases (recuerda que en el caso del biberón la tetina debe estar llena de leche para evitar el niño trague aire).

La lactancia es un momento único que sirve para interactuar y mostrar afecto al bebé. Por eso, conviene establecer todos los condicionantes que hagan de esta experiencia un momento placentero y seguro. Estar relajado y comentar todas las dificultades que nos surjan con el pediatra es clave para que establecer la lactancia y fomentar un vínculo sano con el bebé.

Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.