Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Una buena higiene, clave para para evitar las caries en niños

Tres niñas lavándose los dientes

Según un estudio realizado por el Consejo de Dentistas, en España uno de cada tres niños de 5 años ha tenido alguna vez caries en sus dientes de leche. La prevalencia de esta enfermedad infecciosa que destruye los tejidos dentarios no cesa de crecer hasta la adolescencia. Según la última encuesta epidemiológica nacional, casi el 61% de los adolescentes ha sufrido caries a lo largo de su vida. La prevención y los cuidados en los primeros años es fundamental para evitar este tipo de problemas, que en muchas ocasiones se arrastran desde la primera infancia.

En este sentido, muchos padres se preguntan, ¿cuándo debo llevar a mi hijo al dentista por primera vez? Si hasta hace no mucho tiempo los pediatras recomendaban llevar al niño al dentista alrededor de los 3 o 4 años, cuando ya estaban las 20 piezas dentales formadas, la aparición de caries en preescolares ha hecho que los médicos prescriban la visita a los 12 meses con el fin de establecer mayores medidas preventivas. La Dra. Anyuri Abajo, Odontopediatra (especialidad odontológica que se encarga de los problemas odontológicos de los niños y adolescentes) de la Clínica Dental El Ratoncito Pérez de Torrelodones (Madrid), señala que “conviene llevar al niño al dentista desde que sale el primer diente ya que si estuviese ocurriendo algún problema, ya sea dentario o esquelético, en principio, cuanto antes se detecte, más sencilla será su solución”. Además, en esta primera visita se informará a los padres sobre cómo efectuar una correcta higiene bucal, clave para mantener los dientes sanos.

De forma general los odontopediatras recomiendan comenzar la higiene bucal a una edad muy temprana. Se deben lavar las encías, con la ayuda de una gasa humedecida, incluso antes de que aparezca la dentadura para eliminar los restos de leche primero y de otros alimentos después y acudir a revisiones desde el primer año de edad.

Según señala la Dra. Abajo hay que dar a los dientes de leche la importancia que se merecen ya que “los dientes temporales son imprescindibles para la formación de la dentición adulta y hacen de guía eruptiva a los definivos. Si alguna pieza de leche se pierde antes de tiempo y no se actúa frente a ello, posteriormente se pueden desarrollar alteraciones de espacio para la erupción de las piezas sucesoras”.

En la primera visita el Odontopediatra revisará dientes y encías, comprobará si existen caries y se evaluarán posibles problemas de oclusión como mordida cruzada, abierta o alteraciones del crecimiento. Pero antes, conviene que los padres examinen los dientes de sus hijos, la caries no duelen pero se suelen ver. Son pequeñas manchas o puntos que aparecen en los dientes, y en cuanto se detecten hay que acudir rápidamente al especialista. Cuando llegue el momento de acudir al dentista, los padres deben intentar transmitir al niño confianza y seguridad para no crear miedos y temores desde el principio.

Pero evitar o minimizar la temida caries es posible. La Dra. Abajo recomienda “realizar un correcto cepillado dental (dos veces al día, por la mañana, después de desayunar, y por la noche, antes de acostarse, siendo este el último el más importante); mantener una buena dieta (no abusar de alimentos azucarados ni ricos en hidratos de carbono), evitar el ‘picoteo’ entre horas y acudir regularmente a revisiones dentales”. En este sentido, un estudio de Salud Bucodental en Preescolares del año 2007 revelaba que el 43,8% de alumnos de la muestra no se cepillan a diario, lo que implica una elevada incidencia de caries en los primeros años. Además, hay que tener en cuenta que hasta los 9 años los niños no adquieren la destreza adecuada para realizar un correcto cepillado y el uso de seda dental, por lo que deben seguir siendo supervisados por adultos al menos hasta esa edad.

Una buena prevención es, sin duda, la mejor garantía para evitar problemas en la dentadura y en esta labor tanto los especialistas como los padres tienen una gran labor por delante. Pero teniendo en cuenta unos sencillos cuidados es posible disminuir fuertemente la incidencia de esta enfermedad en los más pequeños.

Volver

5 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.