Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Vuelta al cole: fomenta el consumo de fruta

Niños en la escuela infantil con friambreras y fruta

Para la merienda o la media mañana
Septiembre y la vuelta al cole es el momento ideal para empezar a incorporar a nuestra dieta los hábitos de una alimentación saludable. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el consumo de 5 o más raciones de frutas, verduras y hortalizas al día. Esto quiere decir que en todas las comidas debe haber o fruta o verduras para cumplir con dicha recomendación.

La fruta es esencial en la dieta de los más pequeños. Aporta vitaminas, minerales y fibra necesarios para su desarrollo. Además, el consumo de estos alimentos previene contra enfermedades, ya que provocan un efecto antioxidante y estimulan el sistema inmune, lo que permite al cuerpo estar en plena forma frente a la exposición a virus. Una buena forma de que los niños tomen fruta es incorporarla en la merienda o en la media mañana. El problema: cómo llevarla para que se mantenga en buen estado y no se oxide.

 
Llevar la fruta pelada desde casa
Hoy en día podemos encontrar en los supermercados productos que anuncian el aporte diario de fruta en bolsitas o envases fáciles de llevar. Pueden ser bolsas de frutas trituradas para tomar de forma cómoda. Sin embargo, los expertos señalan que estos productos tienen un alto contenido en azúcares y grasas, por lo que es recomendable que seamos nosotros quienes preparemos los alimentos, para asegurarnos de que están tomando los nutrientes necesarios. Una opción es llevar una pieza de fruta limpia y entera. Pero cuando los niños son pequeños, no saben pelarla y les cuesta mucho tomarla si no está en trozos. La elección es llevar un tupper con la fruta ya limpia, cortada y pelada.

Podemos optar por meter varias frutas o una pieza de un tamaño pequeño, adaptada a la edad del pequeño. Algunas opciones son las manzanas, las naranjas o mandarinas (cortadas o dispuestas en gajos), melón, sandía, uvas, peras, plátanos o fresas. Lo ideal: consumir frutas de temporada.

El principal problema de llevar fruta al cole es la conservación para que la fruta no se oxide sea apetecible para los niños. La oxidación es un proceso natural que se produce cuando un alimento entra en contacto en el oxígeno, entonces en unos minutos adquiere un característico color marrón que hace que el alimento no sea todo lo apetecible que debiera. Pero, ¿cómo podemos hacer para que esto no ocurra?

  • Rociar con limón. Una vez troceada la fruta podemos rociar con un poco de limón o de naranja. Puedes usar un bote vaporizador para que se distribuya bien y no sea necesario bañar la fruta en el cítrico, por si no les gusta mucho. El ácido de los cítricos retrasa la oxidación.
  • Otra opción es incorporar a la fruta un poco de almíbar de piña o melocotón para mantenerla, solo en el caso de que el sabor de los cítricos haga que rechacen la fruta.
  • Utiliza siempre tuppers que cierren herméticamente, preferiblemente de aluminio. Si utilizas bolsas de plástico, recuerda quitar todo el aire antes de cerrarla.
  • En el caso de las manzanas, puedes cortarla en gajos y luego volver a unirlas, de forma que los trozos no entren en contacto con el aire. Puedes recomponerlas atando los gajos con una goma para sujetarlos entre sí.
  • Utiliza una servilleta o papel de cocina un poco mojado. Envuelve los trozos en ella y luego mételos en un tupper. El papel al estar húmedo protegerá la fruta. Luego, con retirar el papel será suficiente.

 
Muy beneficiosa para la salud
La fruta es muy importante para mantener la salud de nuestros hijos. Gracias a ella se mejora el tránsito intestinal y se estimula y regenera el sistema nervioso gracias a sus vitaminas y nutrientes. Sin embargo, hay que tener en cuenta:

  • Si los niños tienen obesidad o sobrepeso, consulta con el pediatra cuáles son las frutas más adecuadas para ellos. Las más convenientes son las que tengan menos azúcares y tengan una buena proporción de agua en su composición.
  • Mantienen hidratados a los niños, fundamental sobre todo en épocas de calor o cuando se hace mucha actividad física.
  • La fruta siempre es mejor tomarla entera que en zumo, ya que con el exprimido pierden gran parte de la fibra que aportan.
Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.