Logotipo Baby Control Agenda Digital Logotipo Baby Control Electrónica para guarderías y escuelas infantiles
X Acceso Prueba Gratis
Volver

Qué hacer cuando los niños no quieren dormir siesta

Niño durmiendo la siesta durante el día

Por qué algunos niños no quieren dormir
Algunos niños, a pesar de ser muy pequeños, se empeñan a renunciar al sueño diurno. Normalmente, este comportamiento es independiente de que el niño necesite el descanso. A veces bostezan, se muestran irritables, lloran por cualquier motivo o se frotan los ojos… Y aun así, no quieren dormir. Lo que suele pasar es que están más interesados en seguir jugando o en realizar cualquier actividad que estén haciendo y no quieren parar. Además, muchos comienzan a sentirse independientes y negarse a dormir la siesta no es más que una forma de ejercer su poder sobre el adulto y querer decidir que es él quien elige si debe o no dormir.

Por qué deben dormir los niños la siesta
La siesta es fundamental para el correcto descanso y para el desarrollo de los niños, y no hacerla cuando la necesitan, puede resultar un perjuicio para el sueño nocturno. La siesta ayuda a reponer fuerzas, permite que los niños estén más atentos y a que asimilen mejor lo que hayan aprendido durante el día. Hay que tener en cuenta que el cerebro de los niños durante los primeros años está en plena ebullición, por lo que necesitan estar bien descansados.

 
Algunas estrategias para que los niños sigan durmiendo durante el día:

  • Mantén, siempre dentro de lo posible, el mismo patrón de siestas. Los niños necesitan tener rutinas para sentirse seguros. Si acostumbras a que el niño siga siempre el mismo patrón, le costará menos aceptarlo. Si el niño no asiste a una Escuela Infantil intenta que duerma la siesta en su cama, de la misma forma que si fuese de noche. Si acude a centro de Educación Infantil, sigue en casa la misma rutina que tengan en la escuela.
  • Baja tus expectativas. Si tu hijo desde que nació es un niño que duerme regular, no esperes que duerma en una gran siesta. Todos los niños aproximadamente desde los 13 meses abandonan el sueño de la mañana y comienzan a dormir solo una siesta al día. Intenta que la siesta se produzca después del almuerzo, porque le facilitará el sueño.
  • El niño debe aprender a dormirse solo. Este aprendizaje es vital para que el niño duerma bien y tranquilo. El niño debe aprender a conciliar el sueño sin que le acunes, le cantes o estés permanentemente a su lado. Y esto sirve igual para la noche que para la siesta.
  • Conserva la calma, pero sé firme. Si notas al niño cansado, díselo, cógelo y llévalo a su habitación. Déjale en la cuna y sal. Si el niño llora, acude y tranquilízalo, luego vuelve a salir. Si ves que no hay manera de que se duerma, dile que aunque no duerma debe estar tranquilo un rato, descansando. Ofrécele algún juguete o un libro, pero no lo dejes levantarse hasta que consideres que ha descansado.

¿Por qué es bueno mantener la rutina en la siesta?
Los niños se sienten bien si conocen lo que va a suceder a continuación y cuánto más seguro y relajado se encuentre un bebé más fácil será para él conciliar el sueño. Por esta razón, para ayudar a crear un buen hábito de sueño es fundamental que el niño tenga establecida una buena rutina. Esta se debe implantar desde que el bebé tenga entre 6 u 8 semanas. Y conviene mantenerse firme a ella siempre que se pueda. La hora de dormir debe ser más o menos la misma todas las noches, y no debe exceder más de una hora entre el verano y el invierno. Recuerda, que habitualmente los rituales antes de dormir son también beneficiosos para los padres, que ven recompensados sus esfuerzos porque los bebés duermen más plácidamente desde los primeros meses.

Volver

0 comentarios de los usuarios

Quiero dejar un comentario
Icono de dos bocadillos

Escribe aquí tus comentarios

Normas de uso: No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Tu mensaje debe cumplir determinadas normas de buena conducta. Los mensajes que contengan descalificaciones personales, comentarios soeces o dañen el honor o la intimidad de otras personas o centros infantiles podrán ser eliminados.



Volver
Cerrar Cookies Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.